lunes, 1 de febrero de 2016

Razón de amor




Ben Hasset

                                    

Todo buen poema de amor es prosa.

T.S. Eliot



Porque estás ahí delante -siempre delante, eso sí-,
pero confieso humildemente que no puedo encerrarte en
                                                un cauce.
No sé cómo poner música a la música,
como dar olor al jazmín,
color al sol que se hunde por la tarde,
como quien dice: esto se ha acabado,
no esperen ustedes que salga mañana por la mañana.

Yo no sé si me explico,
pero es que hay cosas que no son para cantadas,
sino para dichas llanamente, después de tomar una
                                                               cerveza.
-Está lloviendo-, apunta uno:
y en dos palabras se encierra un terrible suceso,
algo que hiere los tejados.
y deja caer sobre los charcos más lágrimas
de las que pudieran derramar los humanos ojos,
incluso poniéndose en lo peor de las cosas.
 -Es de día-: y con ello
entra el sol en el alma, como una aguja caliente,
y nos sentimos seguros de que, por el momento,
Dios no nos olvida.

Y así con el amor
uno vive, viviendo.
Uno olvida que, cada día, Dios nos pone tierra
                                           bajo los pies,
aire sobre la boca y azul en las pupilas.
Uno olvida que el corazón se apoya, cada día,
como un blando sillar,
en otro corazón.

Y cuando se cae en la cuenta de todo
-esto no sucede a menudo-,
resulta imposible medir un verso con los dedos
Un gran tajo circunda a los amantes,
y lo demás puede decirse en dos palabras.


Alfonso Canales




12 comentarios:

Ilduara dijo...

Inefable es lo que sentimos cuando nos enamoramos, las palabras son una simple aproximación, mera prosa.

Precioso.

maite lorenzo molina dijo...

Cuando he visto el título de la entrada he pensado que iba a leer un poema de Pedro Salinas....

Con este poema parece que estuviera leyendo una novela.
Gracias rosa. Buena semana

Amapola Azzul dijo...

Sí.
Así es. Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Este poema eres tú.
Verso a verso.

Y besos.

Rosa dijo...

Sí, inefable es el mejor calificativo, imposible definirlo con palabras, ni aun con el lenguaje poético más elevado, aunque creo que es el más próximo.

Cuando tú me elegiste
-el amor eligió-
salí del gran anónimo
de todos, de la nada.
(Salinas)

Un beso, Ilduara.

Rosa dijo...

No he leído demasiado de este poeta, pero me llamó la atención por lo que dices de Salinas:

¿Serás, amor
un largo adiós que no se acaba?

Sí, la cita de Eliot me hizo pensar, y sigo pensando ...
Un beso y buena semana para ti, Maite.
Te enviaré la selección :)

Rosa dijo...

:)
Es claro ¿verdad?

Un beso, linda.

Rosa dijo...

:)
Qué bonito, Toro.
Gracias.

Y besos :)

maite lorenzo molina dijo...

"Andando de tu mano,
¡Qué fáciles las cimas!

Dicen unos versos de Razón de Amor.

"Es
que a ti solo se llega por tu luz" dicen otros.

Pedro Salinas era mi poeta favorito en la época que estudiaba. Aunque, sin duda, "La voz a ti debida" el poemario por el que sentía una enorme admiración:

"te conozco tan de tiempo,
que en tua amor cierro los ojos,
y camino sin errar."


"Para vivirno quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!"

¡Qué alegría, vivir
sintiéndose vivido!

"Yo no puedo darte más.
No soy más que lo que soy."

Y mi poema favorito por excelencia:
"Perdóname por ir así buscándote
tan torpemente, dentro
de ti.
Perdóname el dolor, alguna vez.
Es que quiero sacar
de ti tu mejor tú.
Ese que no te viste y que yo veo,
nadador por tu fondo, preciosísimo.
Y cogerlo
y tenerlo yo en alto como tiene
el árbol la luz última
que le ha encontrado al sol.
Y entonces tú
en su busca vendrías, a lo alto.
Para llegar a él
subida sobre ti, como te quiero,
tocando ya tan só1o a tu pasado
con las puntas rosadas de tus pies,
en tensión todo el cuerpo, ya ascendiendo
de ti a ti misma.
Y que a mi amor entonces le conteste
la nueva criatura que tú eras.


Ay Rosa, vaya me he pasado un rato. Perdóname.
Besos

Rosa dijo...


¡Maravilloso!!! ¡Gracias, Maite!!! SE nota que te encanta Salinas.
Lo comparto :)

Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!

Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo».

Te puedes "pasar" todo lo que tú quieras. Me ¡ha encantado!!!
Un besazo.
¡Feliz día!

El collar de Hampstead dijo...

Qué hermoso todo.
Para mí esas dos palabras serían 'te quiero'.
Algo que no se dice así como así...

Besos Rosa,buena noche de miércoles.

Rosa dijo...

Sí, las mejores y no se dicen así como así ...

Ayer me perdí en los enlaces laterales de tu blog y, al final, no te comenté.

Un beso, Carmen, feliz ya viernes :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...