miércoles, 15 de noviembre de 2017

De vez en cuando ...




Jiwoon Pak



De vez en cuando
Las nubes dan un descanso
A los contempladores de la luna.

Matsuo Bashô:











lunes, 6 de noviembre de 2017

En el patio de los Arrayanes ...





Patio de los Arrayanes. Alhambra de Granada



“En el patio de los Arrayanes
he bebido, a sorbos,
el rumor continuo del agua”.

Eduardo Mitre











jueves, 2 de noviembre de 2017

Los nombres del agua



Qué difícil oír lo que dice la lluvia.

 Victoria León


Brassai



Señora, la lluvia
es una palabra demasiado hermosa.
¿Piensa acaso que su gris pluvioso basta
para evocar lo que usted, con sus versos, no acierta?

No respondía: “la lluvia es más bien un estado de ánimo.
Digo lluvia, y oigo baladas,
la isla de Mallorca desgranándose
en el pianito de Chopin tosiendo.

Oh siempre llueve sobre la villa francesa
como llueve sobre su corazón, en el poema”.
Plagia, Señora, a la naturaleza primero,
luego al aire. La lluvia, no sus versos, es la bella.

¿No ha ensayado otros nombres? Por ejemplo, chubasco.
Menos dentro de un lienzo impresionista: algo
que suena más real, de menos pretensiones.
Chubasco es algo alegremente próximo.

¿Se disgusta? Llovizna entonces: es como una fina
lámina, transparente como el velo de una niña.
Tiene un poco de bruma, más ligera.
Se alza, y enseguida se ve mejor la tarde.

O aguacero, cubano, hecho de nada y prisa.
Irrumpe, alegre y hondo, saca su olor al borde
de la calle. Limpia, y cesa de súbito
igual que entró. ¡Qué gusto su visita!

Luego está el chaparrón. ¿Qué, grosero, interrumpe
a la madre que vuelve cansada del trabajo
retardando el regreso? ¿Pero y los chiquillos
que se empapan, que juegan? Chaparrón es delicia.

En fin, me rindo. Lluvia: es un clásico.
Esa sonoridad no la mejora nadie. Y luego es un problema
también de tiempo. Lluvia es algo más lento,
más íntimo. Vidriera de niños, lluvia es que está lloviendo.

Agua, arriba y abajo, dentro, afuera,
lenta, impetuosa, terca, que prosigues
sin fin, por siempre, por sobre toda pérdida.
¿Qué sabes, agua? Por favor, no lo digas.

Fina García Marruz.










domingo, 29 de octubre de 2017

Cui-Ping-Sing





Hu Jun Di



Poema Cui-Ping-Sing de Agustín de Foxá:

Ella, Cui Ping Sing, es la hija de Afu, el domador de peces. Vive en una humilde choza de bambú desmayado. Él, Hoang Ti, es primer ministro y mandarín del joven Emperador de China. Y por encargo imperial busca esposa para el Monarca. Con un equipo de pintores, Hoang Ti recorre el Imperio, retratando a las jóvenes más bellas para que el Emperador elija. En una remota aldea conoce a Cui Ping Sing y el amor le presiona las sienes. 


… Hoang:

Escucha…

¿En qué otro mundo de cerezas raras
oí tu voz? ¿En qué planeta lento
de bronces y de nieve, vi tus ojos
hace un millón de siglos? ¿Dónde estabas?
Fuiste agua hace mil años.
Yo era raíz de rosa, y me regabas…
Fuiste campana de Pagoda, yo era
nervio del ojo que miró a tu bronce.
Nos hemos perseguido
alma con alma, atravesando cuerpos
peregrinos de venas y latidos,
por pieles de animales, por estambres,
escamas, esqueletos cortezas;
por mil cuerpos y sangres diferentes,
alma con alma, cincelando torres
de espíritu con lágrima y sonrisa…

... Hoang:

Tú fuiste, Cui-Ping-Sing, todo lo claro,
el cisne o la ceniza.
Yo fui todo lo oscuro,
la raíz, la tortuga.
Tus pechos
son dos nidos calientes,
tejidos en la rama de un almendro...




Hu Jun Di



Y pensar que, después que yo me muera,
Foxá que lleva muerto tantos años,
seguirá vivo en Cui-Ping-Sing, su obra
maestra, que escribió en el 38
y dio a la luz un par de años después.
Y eso que el bueno de Foxá no era,
ni mucho menos, un perfeccionista
del verso. Le importaban otras cosas:
la vida, por ejemplo, esa que él dice
en su mejor poema que, desnuda,
azul, lasciva, bailaría eterna-
mente en el escenario de su tumba.
Y vaya si lo hizo. En Cui-Ping-Sing
aún canta Dios setenta años más tarde,
por medio de Foxá, la serenata
de emoción y temblor que es la existencia
humana, el quid de la literatura.
         

Luis Alberto de Cuenca





Hu Jun Di



Cui-Ping-Sing es una muy hermosa historia de amor, que recuerda a Tristán e Isolda. Así habla Hoang de su amada:


Las otras son mujeres,
pero ella es el amor.
Las otras pasan,
miran y besan; son lagos azules
en cuya orilla se refleja el alma.
Pero ella es lago
que no refleja, ahoga.






sábado, 28 de octubre de 2017

Y punto ...







“Poesía eres tú, y punto”.


Eduardo Mitre






lunes, 9 de octubre de 2017

Inesperadamente







Si todo está callado, si en la noche
todo es quietud, si ha muerto todo ruido
¿de dónde es esa música que escucho
inesperadamente en torno mío?
¿A algún hombre le fue dado cifrarla?
¿Y quién ha dado ser a esos sonidos
que ahora me rodean? ¿Lo cifrado
se vuelve indescifrable? Su sentido,
por inmenso, la mente no lo alcanza:
hay vibrando un misterio en cada ritmo.
¿Pasión, serenidad, al fin fundidas?
¿Cómo se unen caída y equilibrio?
¡Qué dulcemente hiere dando a un tiempo
la cumbre y el abismo en el oído!
¿El lugar no es ya el propio visitante
y guarda en él intacto lo perdido?
¿Quién me recibe en esta despedida?
¿Su mirada no estaba ya en mí mismo?...
Y de pronto el silencio… La mente está perpleja.
Sólo el alma comprende qué ha ocurrido.

 Mario Míguez




jueves, 5 de octubre de 2017

Nunca




 Mark Demsteader



Nunca dormí en tus brazos.
Nunca me desperté de madrugada y vi el armario, la ventana, los libros,
o escuché el ruido de las cañerías, los pasos solitarios en la calle,
y pensé, incrédulo, que, puesto que todo aquello era real,
tú también debías serlo.
No supe a qué sabían tus labios, o tu risa.
No te vi desnudarte.
No supe ni sabré jamás cómo tus ojos, en el acto del amor, incendiaban la noche.
Esa ausencia es, lo sé bien, una mutilación irremediable;
es un triste muñón, que llevaré conmigo hasta la muerte.
También es, a su modo, forma y prueba de amor, de lúcido y humillado amor,
de devastado y verdadero amor, que ofrezco a tu recuerdo.

José Cereijo





Una canción preciosa, tan delicada como el poema.






viernes, 15 de septiembre de 2017

¿Dónde estás?








Jaime Urrutia  (primer álbum en solitario tras la disolución de Gabinete Caligari), con Enrique Bunbury, Loquillo y Andrés Calamaro - ¿Dónde estás?

Una preciosa balada rock sobre los fantasmas de los viejos amores.







miércoles, 13 de septiembre de 2017

Septiembre




Martín Munkacsi




"La poesía es indefinible. Cada lector lo vive de una manera única, personal, cuando encuentras ese poema que te produce algo que no sabes qué es, pero sucede, es poesía".




Tú en la playa
-recogiendo-
y el mar desesperado.

Karmelo C. Iribarren










lunes, 4 de septiembre de 2017

Fugaz








No ensucies este momento:

alguien me canta al oído

me dice la palabra siempre.


Irene Guss










jueves, 31 de agosto de 2017

Ubi sunt ...




Federico Vender




 "La belleza es imperfección con encanto".

Javier Almuzara




Maravilloso soneto

¿Dónde se halla la frente que guiaba
mi corazón a esta parte o a aquella?
¿Dónde las cejas, y una y otra estrella,
con las que mi vivir iluminaba?

¿Dónde la discreción con que ella hablaba?
¿Dónde su voz humilde honesta y bella?
¿Dónde están las bellezas que hubo en ella,
y con las que a su antojo me llevaba?

¿Dónde la sombra gentil del rostro humano
que dio al alma cansada aire y sosiego,
donde mis pensamientos vi grabados?

¿Dónde la que me tuvo, ay, en su mano?
¡Cuánto le falta al triste mundo ciego,
y a mis ojos, que siempre están mojados! 

Francesco Petrarca 













martes, 8 de agosto de 2017

SMS



Romeo y Julieta. Franco Zeffirelli


Envía un SMS urgente
con el texto “JULIETA DORMIDA”
al móvil de Romeo
 y así evitarás que se suicide por amor.

Daniel Aldaya
  

  



Buenas noches ...
Comunicándose entre el teléfono, el cielo, el mar y la lluvia  ...




S. Prokófiev: "Romeo y Julieta", Ballet. Una delicia desde el Teatro Scala Milán.




"Romeo y Julieta", Franco Zeffirelli, Escena final.




domingo, 6 de agosto de 2017

Mi corazón y yo





Stanley Roseman



Como cada año
cuando llegan estas fechas
hago balance de mi vida
y una vez más
cuelgo un suspiro en mi pasado.
Miro atrás y no queda nada.
No importa, me digo.
Pero mis ojos me desmienten.
Brillan apenados
por otro tiempo que se va.
Entonces busco a mi alrededor
y compruebo una vez más
que todo lo que me envuelve
está hecho de espejismos y nadas.
Por un momento me tambaleo.
Estas clarividencias mías
son cada vez más difíciles de soportar.
Cuando me recupero del impacto
le hablo con mucho cariño a mi corazón.
Intento animarlo.
Le digo que el tiempo que nos quede
vamos a intentar aprovecharlo al máximo.
Que nos quedan aún
unos cuantos años
muchos poemas por escribir
y también algunos sueños locos.
Que sólo haremos cosas que nos gusten.
Que lo alejaré siempre
de la miseria moral
y de la insoportable falta de ética
que se extiende imparable por todas partes.
Que buscaremos
latidos bellos
estrellas olvidadas
y las pasiones más hermosas.
Que iremos siempre de la mano
y que cuando nos llegue
el momento de morir
prometo acostarme a su lado
mirarle a los ojos
mientras le doy las gracias por todo
y antes de despedirnos
darle el más emocionado de los abrazos.

TORO SALVAJE



Una rumbita para Torito y su hermoso corazón, se entienden muy bien, se aman con pasión  ...

Y olé y olé ...








 

jueves, 3 de agosto de 2017

Un leve deslizarse ...

 
 
 
 
Sara Palieri
 


Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido

 
 
 
Bajo el cielo nacido tras la lluvia
escucho un leve deslizarse de remos en el agua,
mientras pienso que la felicidad
no es sino un leve deslizarse de remos en el agua.
O quizás no sea sino la luz de un pequeño barco,
esa luz que aparece y desaparece
en el oscuro oleaje de los años
lentos como una cena tras un entierro.

O la luz de una casa hallada tras la colina
cuando ya creíamos que no quedaba sino andar y andar.

O el espacio del silencio
entre mi voz y la voz de alguien
revelándome el verdadero nombre de las cosas
con sólo nombrarlas: "álamos", "tejados".
La distancia entre el tintero del cencerro
en el cuello de la oveja al amanecer
y el ruido de una puerta cerrándose tras una fiesta.
El espacio entre el grito del ave herida en el pantano,
y las alas plegadas de una mariposa
sobre la cumbre de la loma barrida por el viento.

Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido
sabiendo que no durarían nada,
cortar una rama de pino
para escribir un instante
nuestro nombre en la tierra húmeda,
atrapar una plumilla de cardo
para detener la huida de toda una estación.

Así era la felicidad:
breve como como el sueño del aromo derribado,
o el baile de la solterona loca frente al espejo roto.
Pero no importa que los días felices sean breves
como el viaje de la estrella desprendida del cielo,
pues siempre podremos reunir sus recuerdos,
así como el niño castigado en el patio
encuentra guijarros para formar brillantes ejércitos.
Pues siempre podremos estar en un día
que no es ayer ni mañana,
mirando el cielo nacido tras la lluvia
y escuchando a lo lejos
un leve deslizarse de remos en el agua.

Teillier
 
 
 
 

 
Una escena que me encanta: "Dos hombres y un destino".
 
 
 
 
 
 

domingo, 23 de julio de 2017

Siempre que salgo de ti ...





Juliao Sarmento



Siempre que salgo de ti me dejo media alma dentro
Paradógicamente
Mi alma no disminuye
Sino que va en aumento
Son cosas estas de las almas
Que nosotros no entendemos
Pero que sentimos
Y
A fuerza de practicar
Aprendemos.

Javier Funchal.





Jesús Acebedo me descubre a este poeta, Javier Funchal, con su composición "El poeta al piano".

Gracias.







viernes, 21 de julio de 2017

A nadie te pareces ...







A nadie te pareces
desde que yo
te amo.

Pablo Neruda







Gracias, querida Ars.







martes, 11 de julio de 2017

Entre tú y yo ...







Entre tú y yo van quedando pocas diferencias;
 tú tienes una cansada ternura, 
y yo tengo un cansancio enternecido.


Dulce María Loynaz






Roy Orbison/ K. D. Lang: Crying



Lila Carson Smith se refiere así al amor:


"El amor es una experiencia común a dos personas. Pero el hecho de ser una experiencia común no quiere decir que sea una experiencia similar..."






martes, 4 de julio de 2017

Amor




Henry Clarke



AMOR


Decir mi vida y que sea verdad.

José Carlos Llop





Jesús Acebedo: Como yo te amo.

¡Delicia!





lunes, 3 de julio de 2017

Una pequeña obra de arte ...






Adicción digital. Demoledor videoclip.


Esta pequeña obra de arte, Are you lost in the world like me? {¿Estás perdido en el mundo, como yo?}, obra de Steve Cutts, ganó el Premio Webby 2017 en la categoría de animación. Sirvió para acompañar el lanzamiento de la canción que le da título, de Moby & The Void Pacific Choir.






jueves, 29 de junio de 2017

Alabanza tuya







Es malo que haya
gente imprescindible.
No es muy buena
la gente que a sabiendas
se vuelve imprescindible.
La fruta
ha de continuar atesorando sol,
no ha de menguar la fuerza del torrente
si por acaso un día
se pierden unos labios.

Pero
        -y este pero me abrasa-
no puedo
decir que sea malo
que tú seas imprescindible.


Jorge Riechmann









sábado, 24 de junio de 2017

Dos o tres segundos de ternura








¡ Qué cosa tan extraña, tu ternura !
       ¡ Qué abundancia de amor, qué beso a beso
       regala por mi piel al modelarme
       la suavizada arcilla de tus dedos !

       ¿ De dónde brota y bebe tu ternura ?
       ¿ De dónde las gacelas de tus ojos ?
       ¿ Qué íntimo manantial allá en tu alma
       alimenta tu amor para quererme ?

       ¡ Cuán delicadamente me enamoras !
       ¡ Qué cuidado en la voz y en la llamada
       cuando vuela mi nombre por tus labios !

       Y así mi corazón agradecido
       vive asombrado del indescifrable
       dulce misterio del por qué me quieres.
         
            José Antonio González Iglesias






Una de las canciones más bonitas del mundo.
Luis Eduardo Aute: Dos o tres segundos de ternura.






viernes, 2 de junio de 2017

La Poesía es un milagro




Alberto Macone



Gloria Fuertes que estás en los cielos
anda, baja,
y te das un garbeo.



Porque la poesía es un milagro.
Algo que puede ser y no sabemos en qué consiste
algo así como cuando dejamos de estar enamorados
y lloramos bajito en una caja.
No se puede decir, me voy a sentar a hacer milagros.
La poesía es un misterio
Misterio que es revelado al hombre cuando muere
hay hombres que al morir se vuelven saltamontes
y escriben mejor todo.
Los poetas no vuelven
Al Creador, de siempre le gustaron los versos,
porque como ya dije, es el mejor Poeta.
El Creador protege a los vencidos
tiene sus preferencias el Creador: los pobres
-ese es otro misterio-
pero también ama y compadece a los ricos,
A lo mejor un día que estéis leyendo cosas de éstas
os convertís en pozos de licor
porque la Poesía es un milagro.

Gloria Fuertes





viernes, 12 de mayo de 2017

Don Quijote y ... ¡Aúpa tuna!!!




El que lee mucho y anda mucho, amigo Sancho,
ve mucho y sabe mucho ...





A ella le llovían las lágrimas,
a mí las ganas de secar su llanto.

Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha



Don Quijote: Tuna de Derecho de Albacete.

¡Bravo!!!
¡Genial!


En un lugar de la Mancha ...

Soñar el sueño imposible, 
luchar contra el enemigo imposible,
correr donde valientes no se atreven,
alcanzar la estrella inalcanzable.
Es mi destino.

Si luchas por lo que crees,
aunque fracases, habrás vencido.

Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha






viernes, 5 de mayo de 2017

Bajo los efectos de la poesía







Bajo los efectos de la poesía
es posible viajar a la velocidad del pensamiento,
mirar el mundo entero flamear,
tocar con la punta de la lengua las estrellas,
soñar con la justicia universal.
Bajo los efectos de la poesía,
usted no es responsable de sus actos:
hablará en lengua extraña,
hará cópulas públicas,
cabalgará centauros.
Bajos los efectos de la poesía,
se ven blancas galaxias expandiéndose
en el ojo de la cerradura
y violines viejísimos
mudando el polvo de sus plumas.
No importa cuál sea su pasión,
fe, raza, sexo edad
o ensoñación política,
no debe avergonzarse de volar
bajo los efectos de la poesía.

José Luis Vega





Todo un espectáculo auditivo y visual. Chopin aparece en el minuto 1:30





domingo, 16 de abril de 2017

Feliz Pascua




Daniel Ridgway Knight


Sólo en completo silencio se comienza a escuchar.


¡Feliz Pascua de Resurrección!






viernes, 14 de abril de 2017

Una cruz sencilla

 
 
 
Dibujo de san Juan de la Cruz
 
 
Hazme una cruz sencilla carpintero,
sin añadidos ni ornamentos,
que se vean desnudos los maderos,
desnudos y decididamente rectos.
Los brazos en abrazo hacia la tierra,
el ástil disparándose a los cielos.
Que no haya un solo adorno que distraiga
este gesto, este elemento humano
de los dos mandamientos.
Sencilla, sencilla, más sencilla,
hazme una cruz sencilla carpintero.

León Felipe



viernes, 7 de abril de 2017

La lectora eterna




Tumba de Leonor de Aquitania en la abadía de Fontevrault.
 Lectora eterna.



Es verano. Hundida en la cama, entre almohadas de pluma, con el fondo sonoro que proporciona el traqueteo intermitente de los carros sobre los adoquines, que le llega de la calle a través de la ventana, una niña de ocho años lee en silencio Los miserables, de Victor Hugo, en la Rue de L'Hospice de un pueblo ceniciento llamado Saint-Sauver-en-Puisaye. Esta niña no lee muchos libros: relee los mismos una y otra vez. Ama Los miserables con lo que más tarde llamará "una pasión razonada"; considera que puede acurrucarse dentro de sus páginas "como un perro en su perrera". Todas las noches anhela seguir a Jean Valjean en sus dolorosas expediciones, encontrarse de nuevo con Cosette, Marius, incluso con el temido Javert. (De hecho, sólo hay un personaje que no soporta: el pequeño Govroche, tan intolerablemente heroico.) [...]

Rechazada por su padre, amorosamente vigilada por su madre, la niña no encuentra otro refugio que su cuarto, su cama, por la noche. A todo lo largo de su vida adulta, Colette buscará  siempre ese solitario espacio para la lectura..Tanto en ménage como sola, en reducidos alojamientos o en grandes casas de campo, en habitaciones alquiladas o en amplios apartamentos parisinos, se reservará (no siempre con éxito) una zona en la que sólo admitirá las intrusiones que ella misma permita. Ahora, tumbada en el lecho, sujetando con las manos el preciado libro que tiene apoyado en el estómago, ha creado no sólo su propio espacio sino su manera personal de medir el tiempo. (Colette niña no lo sabe, pero a menos de tres horas de camino, en la abadía de Fontevrault, la reina Leonor de Aquitania, muerta en 1204, esculpida en piedra sobre la losa que cubre su sepulcro, sostiene un libro exactamente de la misma manera).

Alberto Manguel, Lectura privada, Una historia de la lectura








Entrada dedicada especialmente a Maite, (Ex libris), a lo largo de la lectura de esta obra la he recordado en muchos momentos: "Oh, esto le encantaría a Maite".

Con todo cariño.




(1) Leonor de Aquitania (Poitiers 1122, Fontevrault 1204), reina de Francia e Inglaterra, ejerció una gran influencia sobre la literatura de la época como mecenas y protectora de trovadores. Músicos, poetas e intelectuales, como Chrétien de Troyes o André Le Chapelain (autor del tratado sobre amor cortés más famoso) empezaron a llenar la corte de Poitiers. Incluso Ricardo Corazón de León, hijo de Leonor y rey de Inglaterra, cultivó la poesía. También hubo mujeres en la corte que cultivaron las letras, entre las que se incluye su hija María de Champaña y María de Francia, primera poetisa en lengua francesa.

(2) En Una historia de la lectura Alberto Manguel sigue el caprichoso y apasionante laberinto de los 6.000 años de la palabra escrita. Un entretenido ensayo sobre el papel del lector, hasta ahora el gran olvidado de la historia de la literatura, desde las tablillas sumerias de arcilla al CD-Rom.





jueves, 6 de abril de 2017

Poetas ...



"Escribir para triunfar, es escribir para el olvido.
 Escribir para ayudar, es triunfar en el recuerdo"

Mercedes Salisachs



Franz Xavier Winterhalter,


“Poetas, no perdamos el tiempo, trabajemos,
 que al corazón le llega poca sangre”.

 Gloria Fuertes




¡C'est si bon!





lunes, 27 de marzo de 2017

El mañana





Escena de Vértigo o De entre los muertos. Kim Novak



"He llegado a creer que un futuro oculto es uno de los dones más misericordiosos y emocionantes de Dios. Sin él no habría nada que esperar; peor aun, nada que desear. En cualquier caso, nos guste o no, tenemos que vivir con ello.
De nosotros depende cómo vivamos con ello. Podemos vivir en un estado de continua ansiedad sobre el futuro, siempre temiendo que al final acabe ganando el malo, triunfe la injusticia y el género humano se destruya a sí mismo.
O podemos utilizar el don de manera creativa; ayudar a vencer a los hombres de buena voluntad, a la justicia a triunfar y creer que el drama del ser humano ha de tener un final feliz.
En otras palabras, podemos vivir en un estado de desesperación crónica o podemos vivir con fe en el futuro, aunque esté oculto a nuestra vista.
Sí, lo mejor del futuro es que viene de día en día. Y doy gracias al cielo diariamente porque el mañana no pertenece a ningún hombre. Pertenece a Dios”.


(“¿Le gustaría saber su futuro?".  En “Hitchcock por Hitchcock”, Plot ediciones).






El sonido puede ser tan importante como la imagen, decía Hitchcock: B. Herrmann, Escena de amor, Vértigo.





Coloquio sobre la película Vértigo en el programa "Qué grande es el cine", dirigido por José Luis Garci.




Escena en el museo, Scottie y Madeleine ...



Eugenio Trías ("Lo bello y lo siniestro"), nos dice al respecto:

"... lo que ve - y esto es lo novedoso - no son escenas cinematográficas en movimiento, sino escenas estáticas, cuadros. El ojo cinematográfico se estrella contra una imagen pictórica: el ojo es cine, el objeto pintura. En ello estriba el milagro que pretende consumar Vértigo: hacer que un cuadro pictórico, inanimado, "muerto", se haga un ser vivo, salga de sí mismo, se levante y ande, resucite. Lo que desea Scottie es que esa mujer salga del cuadro y se anime, se levante y hable. Quiere que ese cuadro cobre vida real. Todo su empeño consiste en eso: en dar vida a una imagen pictórica".

La escena en el Museo, no hace más que poner de relieve esta situación, cuando Scottie contempla de espaldas a Madeleine quien, a su vez, contempla el cuadro de Carlota Valdez, la mujer que muerta hace cien años ahora parece poseerla.


Una obra maestra y una de las mejores películas de la historia del cine.



Más sobre Alfred Hitchcock.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...