viernes, 8 de noviembre de 2013

Canción de amor




Princesa Brigitte. Edmund C. Tarbell 



El amor vale, si para esta vida y para la otra nos hace mejores. Y si no, no es verdadero amor.
Rafael Sánchez Mazas


Deliciosa canción de Reynaldo Hahn, L’enamourée (La enamorada) de 1892. El texto de esta canción pertenece a Théodore de Banville.  Es una verdadera poesía de amor.






Ils se disent, ma colombe,
que tu rêves, morte encore,
sous la pierre d'une tombe:
mais pour l'âme qui t'adore
tu t'éveilles ranimée,
ô pensive bien-aimée!

Par les blanches nuits d'étoiles,
dans la brise qui murmure,
je caresse tes longs voiles,
ta mouvante chevelure,
et tes ailes demi-closes
qui voltigent sur les roses.

Ô délices! je respire
tes divines tresses blondes;
ta voix pure, cette lyre
suit la vague sur les ondes,
et, suave, les effleure,
comme un cygne qui se pleure!

---------------------------------------
Dicen, paloma mía,
que sigues soñando, muerta,
bajo la piedra de una tumba.
 Para el alma que te adora
te despiertas reanimada,
 ¡oh pensativa amada mía!

En las blancas noches estrelladas,
 en la brisa que murmura,
acaricio tus largos velos,
 tu ondulante cabellera,
y tus alas semicerradas
 que revolotean sobre las rosas.

¡Oh delicia! respiro
tus divinas trenzas rubias;
tu voz pura, esa lira,
 sigue la ola sobre las ondas,
y, suavemente, las roza
como un cisne que se lamenta.

Théodore de Banville





2 comentarios:

Fran dijo...

Aunque mucho me gusta la música, lo que me deja embelesada es la pintura y este blog es como un regalo al oído y para mi sobre todo un regalo para la vista. me han encantado los cuadros de mujeres cosiendo.

Rosa dijo...

Me alegro mucho, Fran, también disfruto con la música y el arte en general, son una delicia.

Un beso. Gracias, me alegro de verte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...