martes, 4 de septiembre de 2012

El nacimiento de la col





Lombarda. Isabel Quintanilla



El nacimiento de la col


En el paraíso terrenal, en el día luminoso en que las flores fueron creadas, y antes de que Eva fuese tentada por la serpiente, el maligno espíritu se acercó a la más linda rosa nueva en el momento en que ella tendía, a la caricia del celeste sol, la roja virginidad de sus labios.
Eres bella.
Lo soy, dijo la rosa.
Bella y feliz, prosiguió el diablo. Tienes el color, la gracia y el aroma. Pero...
¿Pero?
No eres útil. ¿No miras esos altos árboles llenos de bellotas? Ésos, a más de ser frondosos, dan alimento a muchedumbres de seres animados que se detienen bajo sus ramas. Rosa, ser bella es poco...
La rosa entonces, tentada como después lo sería la mujer, deseó la utilidad, de tal modo que hubo palidez en su púrpura.
Pasó el buen Dios después del alba siguiente.
Padre, dijo aquella princesa floral, temblando en su perfumada belleza, ¿queréis hacerme útil?
Sea, hija mía, contestó el Señor, sonriendo.
Y entonces vio el mundo la primera col.

Rubén Darío




Juan Sánchez Cotán. Bodegón con membrillo, col, melón y pepino.



 

12 comentarios:

Gloria dijo...

Que bonita historia. Gracias por compartirla. Besines.

Ars Vitae dijo...

Encantada de aprender que una col es una rosa útil.
... Aunque las espinas ya hacían útil a la rosa.

Rosa dijo...

Gracias, Gloria, me alegro de que te guste.
Un beso.

Rosa dijo...

Sí, pero es lo peor que tienen las rosas...
Un beso, Ars.

Clarissa Rodriguez dijo...

Qué hermosa historia. No la conocía.
Para nosotros la col es conocida como repollo.
Solamente conozco el mito del repollo (col) asociado al nacimiento de los niños.

¿Te acuerdas de las muñequitas repollo, "Cabbage Patch Kids"? Ninguna era igual a otra, pero creo que ya no existen.

Un abrazo querida amiga

Rostard dijo...

Me gusta mucho el de Sánchez Cotán.

Ars Vitae dijo...

Bueno, pero las espinas curten. Y eso, a la larga, es bueno.

Rosa dijo...

Clarissa, sí que es bonita, aunque creo que la rosa, sólo con mirarla ya es útil...
Aquí la llamamos también repollo, repollo de berza.
Sí, el mito de "nacer de un repollo", aquí se utilizaba más a la cigüeña.
¡Claro que me acuerdo de las muñecas repollo!, creo que ya no existen; de mi época eran los dulcitos/as y grasitas (vaya lata que di hasta que mi padre me compró a grasitas) (todavía los conservo como un tesoro), y también Merceditas (la muñeca que anda sola, decía la publicidad); de la época de mis hijas la Mariquita Pérez, que volvieron a comercializar, las nancys y las famosas barbies; todas las conservamos ¡qué risa recordarlo!
Parece que fue ayer...

Gracias, Clarissa, me ha encantado este "paseo de muñecas".

Un beso.

Rosa dijo...

A mí también es el que más me gusta, Rostard. No existen muchos bodegones con el repollo como hortaliza principal. Ensor le dedicó mucha atención, le debía gustar. Los bodegones de Sánchez Cotán o los de Zurbarán son excelentes; en general, todo el Barroco.
Muchas gracias, por tu visita y comentario; me alegro de que vengas.

Rosa dijo...

Ars, es verdad que curten, pero hay que tener mucho cuidado con las espinas; las rosas más bellas son las que, aún con sus espinas, te permiten apreciar que sólo sirven para que no las lastimes, nunca para lastimar. Más dulce por fuera, más curtido por dentro.

No me gustan nada los comentarios en ventanas emergentes, los prefiero al pie de la entrada, pero me sale un color de fondo muy feo, no sé el motivo, así que no tengo más remedio que deviarlos.

Gracias, un beso.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...me llevo
rosa
ayuno
crepuscular oro
posa
en tí
y cada uno
de los blogs que recorrí...


desde mis horas rotas un fuerte abrazo :


j.r.s.

Rosa dijo...

Muchas gracias,José Ramón, muy amable.

Saludos cordiales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...