viernes, 15 de septiembre de 2017

¿Dónde estás?








Jaime Urrutia  (primer álbum en solitario tras la disolución de Gabinete Caligari), con Enrique Bunbury, Loquillo y Andrés Calamaro - ¿Dónde estás?

Una preciosa balada rock sobre los fantasmas de los viejos amores.







miércoles, 13 de septiembre de 2017

Septiembre




Martín Munkacsi




"La poesía es indefinible. Cada lector lo vive de una manera única, personal, cuando encuentras ese poema que te produce algo que no sabes qué es, pero sucede, es poesía".




Tú en la playa
-recogiendo-
y el mar desesperado.

Karmelo C. Iribarren










lunes, 4 de septiembre de 2017

Fugaz








No ensucies este momento:

alguien me canta al oído

me dice la palabra siempre.


Irene Guss










jueves, 31 de agosto de 2017

Ubi sunt ...




Federico Vender




 "La belleza es imperfección con encanto".

Javier Almuzara




Maravilloso soneto

¿Dónde se halla la frente que guiaba
mi corazón a esta parte o a aquella?
¿Dónde las cejas, y una y otra estrella,
con las que mi vivir iluminaba?

¿Dónde la discreción con que ella hablaba?
¿Dónde su voz humilde honesta y bella?
¿Dónde están las bellezas que hubo en ella,
y con las que a su antojo me llevaba?

¿Dónde la sombra gentil del rostro humano
que dio al alma cansada aire y sosiego,
donde mis pensamientos vi grabados?

¿Dónde la que me tuvo, ay, en su mano?
¡Cuánto le falta al triste mundo ciego,
y a mis ojos, que siempre están mojados! 

Francesco Petrarca 













martes, 8 de agosto de 2017

SMS



Romeo y Julieta. Franco Zeffirelli


Envía un SMS urgente
con el texto “JULIETA DORMIDA”
al móvil de Romeo
 y así evitarás que se suicide por amor.

Daniel Aldaya
  

  



Buenas noches ...
Comunicándose entre el teléfono, el cielo, el mar y la lluvia  ...




S. Prokófiev: "Romeo y Julieta", Ballet. Una delicia desde el Teatro Scala Milán.




"Romeo y Julieta", Franco Zeffirelli, Escena final.




domingo, 6 de agosto de 2017

Mi corazón y yo





Stanley Roseman



Como cada año
cuando llegan estas fechas
hago balance de mi vida
y una vez más
cuelgo un suspiro en mi pasado.
Miro atrás y no queda nada.
No importa, me digo.
Pero mis ojos me desmienten.
Brillan apenados
por otro tiempo que se va.
Entonces busco a mi alrededor
y compruebo una vez más
que todo lo que me envuelve
está hecho de espejismos y nadas.
Por un momento me tambaleo.
Estas clarividencias mías
son cada vez más difíciles de soportar.
Cuando me recupero del impacto
le hablo con mucho cariño a mi corazón.
Intento animarlo.
Le digo que el tiempo que nos quede
vamos a intentar aprovecharlo al máximo.
Que nos quedan aún
unos cuantos años
muchos poemas por escribir
y también algunos sueños locos.
Que sólo haremos cosas que nos gusten.
Que lo alejaré siempre
de la miseria moral
y de la insoportable falta de ética
que se extiende imparable por todas partes.
Que buscaremos
latidos bellos
estrellas olvidadas
y las pasiones más hermosas.
Que iremos siempre de la mano
y que cuando nos llegue
el momento de morir
prometo acostarme a su lado
mirarle a los ojos
mientras le doy las gracias por todo
y antes de despedirnos
darle el más emocionado de los abrazos.

TORO SALVAJE



Una rumbita para Torito y su hermoso corazón, se entienden muy bien, se aman con pasión  ...

Y olé y olé ...








 

jueves, 3 de agosto de 2017

Un leve deslizarse ...

 
 
 
 
Sara Palieri
 


Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido

 
 
 
Bajo el cielo nacido tras la lluvia
escucho un leve deslizarse de remos en el agua,
mientras pienso que la felicidad
no es sino un leve deslizarse de remos en el agua.
O quizás no sea sino la luz de un pequeño barco,
esa luz que aparece y desaparece
en el oscuro oleaje de los años
lentos como una cena tras un entierro.

O la luz de una casa hallada tras la colina
cuando ya creíamos que no quedaba sino andar y andar.

O el espacio del silencio
entre mi voz y la voz de alguien
revelándome el verdadero nombre de las cosas
con sólo nombrarlas: "álamos", "tejados".
La distancia entre el tintero del cencerro
en el cuello de la oveja al amanecer
y el ruido de una puerta cerrándose tras una fiesta.
El espacio entre el grito del ave herida en el pantano,
y las alas plegadas de una mariposa
sobre la cumbre de la loma barrida por el viento.

Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido
sabiendo que no durarían nada,
cortar una rama de pino
para escribir un instante
nuestro nombre en la tierra húmeda,
atrapar una plumilla de cardo
para detener la huida de toda una estación.

Así era la felicidad:
breve como como el sueño del aromo derribado,
o el baile de la solterona loca frente al espejo roto.
Pero no importa que los días felices sean breves
como el viaje de la estrella desprendida del cielo,
pues siempre podremos reunir sus recuerdos,
así como el niño castigado en el patio
encuentra guijarros para formar brillantes ejércitos.
Pues siempre podremos estar en un día
que no es ayer ni mañana,
mirando el cielo nacido tras la lluvia
y escuchando a lo lejos
un leve deslizarse de remos en el agua.

Teillier
 
 
 
 

 
Una escena que me encanta: "Dos hombres y un destino".
 
 
 
 
 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...