miércoles, 31 de diciembre de 2014

¡Feliz Año Nuevo!

 
 
 
Francesca, 1897 Väinö Alfred Blomstedt
 


Nací como nace un capullo, como nacemos todos,
junto al amor de los míos, que me dieron el sentido y el cuidado.
Crecí día a día, como lo hemos hecho todos
y al abrigo del hogar fui empezando a entender.
Por momentos jugando, vi las cosas perfectas, y el mundo infinito.
Ahora comprendo que el infinito no ha cambiado:
está presente cuando miramos al cielo los que lo amamos.
 
 
Luis Alberto Spinetta
 
 
 

 
 
 
¡¡¡Feliz Año Nuevo 2015!!!
 
 
 
 

martes, 30 de diciembre de 2014

Con una lágrima...




 John Collier


Cuando el amor o la amistad debieran
a la ternura despertar el alma,
y esta debiera aparecer sincera
en la mirada,
podrán los labios engañar fingiendo
una sonrisa seductora y falsa;
pero la prueba de emoción se muestra
en una lágrima.

Una sonrisa puede ser a veces
un artificio que el temor disfraza;
con ella puede revestirse el odio
que nos engaña;
mas yo prefiero para mí un suspiro
cuando los ojos, expresión del alma,
por un momento miro obscurecerse
con una lágrima.



Edmund Blair Leighton

 
El hombre surca el ignorado Océano
con el soplo del viento que lo arrastra,
en medio de las olas bramadoras
que se levantan;
se inclina...y en las olas procelosas
que amenazantes a su nave avanzan,
mira el abismo, y sus aguas turbias
mezcla una lágrima.

En la carrera de la noble gloria,
el valeroso capitán se afana
por ganar con su muerte una corona
en las batallas;
pero levanta al que postró en el suelo
y sus heridas compasivo baña,
una por una, en el sangriento campo,
con una lágrima.



John William Waterhouse
 

Y cuando vuelve, henchido de ese orgullo
que hace latir el pecho que avasalla;
cuando teñida en enemiga sangre
cuelga su espada,
la recompensan todas sus fatigas
al abrazar a su consorte amada
y al darle un beso en sus mejillas húmedas
con una lágrima.
 
Dulce mansión de mi niñez perdida,
donde la franqueza y la amistad gozaba;
donde en medio de amor vi deslizarse
las horas rápidas;
yo te dejé con un hondo sentimiento,
volví hacia ti mis últimas miradas,
y apenas puede percibir tus torres
tras una lágrima.

Aunque no puedo repetir, como antes,
mi juramento a mi María cara,
a la que fuera para mí otro tiempo
fuego del alma,
tengo presentes los felices días
en que, niños aún, tanto me amaba,
cuando ella contestaba a mis promesas
con una lágrima.

¿En otros brazos puede ser dichosa?
¿Tiene el recuerdo de su edad pasada?
Mi corazón respetará ese nombre
que tanto amaba.
Y dije adiós a mi esperanza loca,
con una lágrima.



 André Gabriel Ferrier

 
Cuando al imperio de la eterna noche
tome su vuelo para siempre mi alma;
cuando mi cuerpo exánime repose
bajo una lápida,
si por ventura os acercáis un día
donde mi triste sepultura se halla,
humedeced siquiera mis cenizas
con una lágrima.

Yo no apetezco mármol...monumento
que la ambición la vanidad levanta;
manto suntuoso con que el necio orgullo
cubre su nada;
no darán sus emblemas a mi nombre
el falso orgullo ni la gloria vana;
lo que yo quiero, lo que pido solo,
es una lágrima.


 Lord Byron
El poema de las lágrimas




 

domingo, 28 de diciembre de 2014

Natillas perfumadas




La taza de leche. William-Adolphe Bouguereau


Mejor
 que la leche pase,
 tibia,
 por obra de tus manos,
desde la vaca
al cuenco
asentado en tu vientre.
Si es así,
solo bastará espesarla
a fuerza de harina
o de fécula,
mareando la blancura
con una vara
de madera.
No olvides perfumarla
con naranja seca,
con limón,
con ramas de canela.
Y volverás a ser niño
cuando la comas
bajo la luna llena.
 

María Teresa Anduetto
Palabras al rescoldo (1993)
 
 
 
 
 

sábado, 27 de diciembre de 2014

El amor está en lo que tendemos…

 

 
Destino manifiesto. Bo Bartlett
 


El amor está en lo que tendemos
(puentes, palabras ).

El amor está en todo lo que izamos
(risas, banderas).

Y en lo que combatimos
(noche, vacío)
por verdadero amor.

El amor está en cuanto levantamos
(torres, promesas).

En cuanto recogemos y sembramos
(hijos, futuro).

Y en las ruinas de lo que abatimos
(desposesión, mentira)
por verdadero amor.
 

José Ángel Valente
 
 
 
 
 

viernes, 26 de diciembre de 2014

Luciérnagas

 
 
 

 
A las cinco de la tarde
Cuando el resplandor se queda sin brillo
Y el jardín se sumerge en el último hervor dorado del día
Oigo el grupo bullicioso de niños
Que salen a cazar luciérnagas.

Corriendo sobre el pasto
Se dispersan entre los arbustos,
Gritan su excitación, palpan su deslumbre
Se arma un círculo alrededor de la pequeña
Que muestra la encendida cuenca de sus manos
Titilando.

Antiguo oficio humano
Este de querer apagar la luz.

¿Te acordás de la última vez que creímos poder iluminar
la noche?
 
 
Kiyochika-sima

 
El tiempo nos ha vaciado de fulgor.
Pero la oscuridad
Sigue poblada de luciérnagas.
 
 
Gioconda Belli
 
 
 
 
 

Un villancico flamenco...

 
 
 
 

 
...que me encantó, Un rayo de sol.
 
 
Canta Camarón acompañado de las guitarras de Paco de Lucía y Ramón de Algeciras.
Un villancico de J. Torregrosa y A. Sánchez.
 
 
 
 
 
 
 

martes, 23 de diciembre de 2014

¡Feliz y santa Navidad 2014!

 
 
 
La Natividad - Y Ella lo envolvió en pañales. William Ladd Taylor
 


"Con Jesús, la alegría está en casa".
 
Papa Francisco
 
 
 
 
 
 "No hay lugar para la tristeza el día que nace la Vida".
 
 (Gracias, Ángelo. Del blog Siete en familia) 
 


Creo que todos, y más especialmente en ciertos momentos de la vida en los que todo parece ir más cuesta arriba, necesitamos de la cercanía, del contacto. Precisamente hoy el Evangelio ha hablado de Enmanuel, -DIOS con nosotros-.

Si hay algo impresionante en esta religión nuestra, es que DIOS se hace hombre.
Este nuestro, es un DIOS sencillo... Un DIOS que no evita encuentros, que los busca; un DIOS que nos mira con un cariño infinito, un DIOS que enseña, que habla, que sonríe, que levanta, que tiende manos, que abraza, que acaricia, que consuela, que escucha y perdona, que alivia, que limpia, que sana, que alimenta..., ¡que ama!
¿Cómo no enamorarse de alguien así? Humanamente es imposible pensar en tanto AMOR, pero resulta que ese hombre, además de serlo -total y verdaderamente-... es todo un DIOS, un -DIOS con nosotros-, con cada uno de nosotros.

ÉL no es un sueño, no es una figurita de barro, no es una mentira para niños, no es un invento de viejos. Ni siquiera es tan solo, un personaje histórico. ÉL es DIOS mismo, que nace aquí y ahora, para ti, si tú quieres recibirle. La Navidad puede ser la ocasión propicia.
¿Hay algo más accesible, más tierno, más adorable, más vulnerable, más parecido a nosotros, que un pequeño y desvalido niño?...
Esta Navidad, te invito, querido amigo, a que te acerques a ÉL, a ese DIVINO NIÑO... sin miedo. ÉL se ha abajado a nuestras limitaciones... para que podamos llegar a sus promesas. ¿Cómo no se puede amar a alguien así?, ¿Cómo podrá haber alguien que no sepa valorar la grandeza de lo sencillo?
El Creador de todo... resumido y condensado en un pequeño... -como yo-..., por AMOR a mí... ¿No te da vértigo pensar que eso es así?

 (Gracias, Hoja. Del blog La Hoja del Arce)


 ¡Feliz y santa Navidad!
 
 
 
 
 

viernes, 19 de diciembre de 2014

Nos proteja, vigilante



 
 
 




La Virgen de los Ángeles
os cubra con su manto,
y os proteja, vigilante,
el ángel de Dios santo.

 La Virgen de los Ángeles
me cubra con su manto,
y me proteja, vigilante,
el ángel de Dios santo.



 

jueves, 18 de diciembre de 2014

Te regalo la lluvia

 
 
 


Este otoño que tanto te quiero,
te regalo la lluvia.
La lluvia es todo:
es canción triste, es compañía,
es llanto persistente sobre todo el paisaje,
es la caricia que hace temblar el suelo
y elevar el sexo de las flores.
Es la orden húmeda que implanta
los más espesos olores.
Te la regalo porque es como tú,
extensa, repentina,
de estatura cansada por el sol de la tarde,
de ojos también cayéndose camino del invierno
y porque en ella yo me siento tan dulce
como me siento en ti.
 

 


 
De todo lo que vuela y nos hace sufrir
nada más compasivo y simple que la lluvia,
y nada tan frágil y a la vez tan invicto
y nada como su misma promesa de frutos y verdor.
Mírala, como un mar derrumbado,
como ruinas de una atmósfera de agua que existió.
Muchas veces
me empapa de nostalgia y me hace nudos
que escuecen al tragar.
Será porque la lluvia
cubre bosques que has amado conmigo,
nos ha mojado juntos, imparcial, minuciosa,
en lejanas provincias junto al mar.
Ya para siempre tendrás lo que te he dado,
de mi regalo nunca podrás huir
ni devolvérmelo.
Y cuando llueva, cada gota en tu cuerpo será un beso,
un beso que no pide nada a cambio,
que atravesará los impermeables, los paraguas,
diciéndote con su idioma monótono y dormido
que te quiero.
 
 
José María Parreño  de Instrucciones para blindar un corazón.
 

 
 
 

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Saudade



 
 Meditación. Wilhelm Amberg
 

Si insistes en saber lo que es saudade,
tendrás antes de todo, conocer,
sentir lo que es querer, lo que es ternura,
tener por siempre un puro amor, vivir.

Después comprenderás lo que es saudade,
después que hayas perdido aquel amor,
saudade es soledad, melancolía,
es lejanía, es recordar, sufrir.


Mário Palmério


 
 Tarde por el lago. Max Nonnenbruch


La saudade eterniza la presencia de quien se fue...

Fabio de Melo


 

 


 
Contemplación. Marguerite Stuber Pearson


 
Saudade —¿Qué será?... yo no sé... lo he buscado
en unos diccionarios empolvados y antiguos
y en otros libros que no me han dado el significado
de esta dulce palabra de perfiles ambiguos.

Dicen que azules son las montañas como ella,
que en ella se oscurecen los amores lejanos,
y un noble y buen amigo mío (y de las estrellas)
la nombra en un temblor de trenzas y de manos.

Y hoy en Eça de Queiroz sin mirar la adivino,
su secreto se evade, su dulzura me obsede
como una mariposa de cuerpo extraño y fino
siempre lejos —¡tan lejos!— de mis tranquilas redes.

Saudade... Oiga, vecino, ¿sabe el significado
de esta palabra blanca que como un pez se evade?
No... Y me tiembla en la boca su temblor delicado...
Saudade...

Pablo Neruda
 
 
 

 

lunes, 15 de diciembre de 2014

El Cascanueces


  
 
 
  
 
El Cascanueces y el Rey de los ratones es un cuento de hadas que sucede en Navidad y fue adaptado por Alejandro Dumas de la obra original de Ernst Hoffmann. Es uno de los ballets más representados y conocidos, ya que Tchaikovski puso música a esta obra y, desde entonces, se representa por todo el mundo, sobre todo, en vísperas de Navidad..

Estrenada el 18 de diciembre de1892 en el teatro Mariinsky, en San Petersburgo, Rusia. Os dejo una de las mejores versiones, bajo la batuta de Valery Gergiev y en este teatro. Una maravilla.

En el minuto 1:13 35, se encuentra el Vals de las flores, ¡¡¡maravilloso!!!
 

 
 
 

En la casa de los Stahlbaum, en la víspera de Navidad, Clara, su hermano Fritz y sus padres preparan decorando el árbol para la fiesta de esa noche con amigos y familia. Las festividades comienzan. Cuando el reloj de búho de la abuela da las ocho, un misterioso personaje entra en la habitación. Es Drosselmeyer, un concejal local, mago y el padrino de Clara, que también es un talentoso fabricante de juguetes que ha traído regalos para los niños. Fritz recibe como regalo el rey de los ratones. Todos están felices salvo Clara, quien no ha recibido un regalo todavía. Drosselmeyer les enseña entonces tres muñecas de tamaño natural que bailan. Cuando terminan su danza, Clara se acerca a Drosselmeyer pidiendo un regalo. Drosselmeyer tiene otro juguete. Es un cascanueces con la forma tradicional de un soldado en uniforme de formación. Clara está encantada, pero su hermano siente envidia y lo rompe. La fiesta termina y la familia Stahlbaum se acuesta.

Mientras todos duermen, Drosselmeyer arregla el cascanueces. Cuando el reloj toca la medianoche Clara se despierta y ve que su ventana está abierta. De repente, los ratones comienzan a llenar la sala, el árbol de Navidad comienza a crecer y el cascanueces cobra vida. Clara se encuentra a sí misma en medio de una batalla entre un ejército de soldados de jengibre y los ratones dirigidos por el rey de los ratones. El cascanueces aparece para conducir a los soldados de jengibre, a los que se unen soldaditos de plomo y muñecas que sirven como médicos para llevarse a los heridos. Como el rey de los ratones avanza hacia el cascanueces aún herido, Clara le ayuda sosteniendo la cola del rey de los ratones y tirándole un zapato, éste aprovecha la oportunidad y apuñala al rey, que muere.
 
 



Los ratones se retiran y el cascanueces se transforma en un príncipe. Ambos viajan hacia un bosque de pinos en el que los copos de nieve bailan a su alrededor. Las hadas y reinas bailan para darles la bienvenida.  Cae el telón y termina el primer acto.

En el cuento original de Hoffmann y en las versiones de 1985 y 2001, el príncipe es el sobrino de Drosselmeyer, a quien el rey de los ratones había convertido en un cascanueces. Todos los acontecimientos, tras la fiesta de Navidad, se solucionan por Drosselmeyer al eliminar el hechizo.
 

 

 
 
 Acto II

Escena 1: El reino de los dulces.

Clara, el cascanueces y Drosselmeyer llegan al reino de los dulces, donde los recibe el Hada de azúcar (Danza del Hada de azúcar del vídeo), su caballero y el resto de los dulces. Se suceden una danza española, a veces identificada con el chocolate, una danza china relacionada con el té, una danza árabe relacionada con el café y una danza rusa a veces llamada bastones de caramelo (la danza rusa es el Trepak). También Mamá Jengibre y sus polichinelas, las flautas de lengüeta, el Hada de azúcar y el Vals de las flores. Pero las danzas en el reino de los dulces no siempre siguen el mismo orden. Después de las celebraciones, Clara se despierta bajo el árbol navideño con su cascanueces de madera, alegre por su maravillosa aventura y cae el telón.

En otras versiones nunca se ve a Clara despertándose, sino que tras todas las danzas en el reino de los dulces, ella y el príncipe se deslizan en un trineo tirado por renos y finaliza la obra. El sueño ha sido real, como en el cuento original de Hoffmann. La versión del Royal Ballet también lo representa de esta manera. Finalmente, el sobrino de Drosselmeyer que había sido transformado en cascanueces, reaparece bajo forma humana en la juguetería de su tío.

 
 



 
 
 

jueves, 11 de diciembre de 2014

Miras...

 
 
Fotografía, Paula Barrera 
 
 
"Miras de pronto a lo lejos.
Clavas la mirada allí,
no sé en qué, y se te dispara
a buscarlo ya tu alma
afilada, de saeta.

Yo no miro adonde miras:
yo te estoy viendo mirar".
 

La voz a ti debida, Pedro Salinas.
 
 
  
 
 

martes, 9 de diciembre de 2014

Soleares



Cayetano de Arquer Buigas



[...] Cuando te encuentro en la calle,

el corazón por la boca

de fatiga se me sale. 


Yo me agarro a las paredes

cuando te encuentro en la calle,

chiquilla, pa no caerme [...]. 


Manuel Machado




lunes, 8 de diciembre de 2014

Patrona de España

 
 
 
Inmaculada Concepción. Francisco de Goya y Lucientes. Museo del Prado


"Dios Padre reunió todas las aguas y las llamo mar,
reunió todas las gracias y las llamo María".


San Luis María Grignion de Montfort



Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea,
en tan graciosa belleza.
A Ti, celestial princesa,
Virgen Sagrada María,
te ofrezco en este día,
alma vida y corazón.
Mírame con compasión,
no me dejes, Madre mía.

Amén.
 
  
 
 


Una bellísima muestra de las glosas a la Inmaculada Concepción, compuestas por Miguel del Cid y música de Francisco Correa de Arrauxo.

Todo el mundo en general, a voces Reina escogida, diga que sois concebida sin pecado original.
 
¡Felicidades, Madre mía!
 
 
 
 
 
 

sábado, 6 de diciembre de 2014

¡Feeling good!

 
 

 
Gracias, Pilar.
 
 
 
 
 
 
 
 

viernes, 5 de diciembre de 2014

Distinto




 Montserrat Gudiol


Lo querían matar
los iguales,
porque era distinto.
Si veis un pájaro distinto,
tiradlo;
si veis un monte distinto,
caedlo;
si veis un camino distinto,
cortadlo;
si veis una rosa distinta,
deshojadla;
si veis un río distinto,
cegadlo…
si veis un hombre distinto,
matadlo.
¿Y el sol y la luna
dando en lo distinto?
Altura, olor, largor, frescura, cantar, vivir
distinto
de lo distinto;
lo que seas, que eres
distinto
(monte, camino, rosa, río, pájaro, hombre):
si te descubren los iguales,
huye a mí,
ven a mi ser, mi frente, mi corazón distinto.

 
Juan Ramón Jiménez
 

 
 
 

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Clara en los Uffizi



  


Ibas despreocupada paseando
por  las salas del museo de los Uffizi,
sin saber hacia dónde dirigir tus dos ojos;
avanzabas quizá con el cansancio
del que ha recorrido Florencia todo el día.
No sabías que, de repente, allí
te iba a asaltar un poderoso símbolo:
el de la inesperada Belleza,
el ideal sublime de Belleza y Verdad,
ese que (todavía) nos hace a los humanos
más humanos.





Botticelli fue el nombre del artista.
“La Primavera” el cuadro.
No supiste qué hacer
y te quedaste muda.
Simplemente dejaste que hablase el corazón.





Y te pusiste a llorar.
Y llorabas,
y llorabas.
A la Verdad y a la Belleza sólo
le faltaban el gozo de tus lágrimas.


Antonio Colinas. Cuatro retratos de mujer.





domingo, 30 de noviembre de 2014

Apriétame la mano


 
 
Gustave Courbet
 
 
Cuando hablo de imposibles
apriétame la mano más que nunca.


[...] Hoy son las manos la memoria.
El alma no se acuerda, está dolida
de tanto recordar. Pero en las manos
queda el recuerdo de lo que han tenido.

No te me sueltes nunca en estos cuentos,
del podrá, del podría, del pudiera
ser, tan maravillosos
que cuando yo termino de decírtelos,
nos duele la mirada
de tanto querer verlos en el aire.
Cuando hablo de imposibles
apriétame la mano más que nunca.
 
 
Pedro Salinas. Razón de amor




 

viernes, 28 de noviembre de 2014

El lenguaje de la lluvia


 


 
 
Llueve, llueve dulcemente...
 
 
 

 
 
 
 
 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Caracola

 
 
 
El sonido del mar. Adolphe William Bouguereau
 
 
Me han traído una caracola.
Dentro le canta
un mar de mapa.
Mi corazón
se llena de agua
con pececillos
de sombra y plata.
Me han traído una caracola.

 
Federico García Lorca
 
 
 
La caracola. Adolphe William Bouguereau.
 
 
¿Sabes?  En esta bella caracola
viven los pájaros del mar.
¿Lo dudas?  Ponla sobre tu oído:
¡La sentirás cantar!
Aunque tal vez… pudiera ser una guitarra
con un bosque de pinos por garganta.
Pero no… escucha bien:
¡Es el mar el que canta!

 
Róbinson Saavedra Gómez
 
  
 
Edward Cucuel


Me siento, mar, a oírte.
¿Te sentarás, tú, mar, para escucharme?

 
Rafael Alberti
 
 
 
 
 

viernes, 7 de noviembre de 2014

Coincidir

 
 

 


Soy vecina de este mundo por un rato,
 y hoy coincide que también tú estas aquí,
coincidencias tan extrañas de la vida,
tantos siglos,tantos mundos,tanto espacio, 
y coincidir.

Si navego con la mente los espacios,
o si quiero a mis ancestros retornar,
agobiada me detengo y no imagino,
tantos siglos,tantos mundos,tanto espacio,
y coincidir.

Si en la noche me entretengo en las estrellas,
y capturo la que empieza a florecer,
la sostengo entre las manos, mas me alarma,
tantos siglos,tantos mundos,tanto espacio,
  y coincidir.

Si la vida se sostiene por instantes,
un instante es el momento de existir,
si tu vida es otro instante no comprendo,
tantos siglos,tantos mundos,tanto espacio,
y coincidir.
 
Silvio Rodríguez
 
 
Gracias, Beatriz.
 
 
 
 
 

miércoles, 1 de octubre de 2014

Impresionista




 Naranja. Mark Rothko


 En una ocasión,
mi padre pintó toda la casa
de anaranjado brillante.
 Por mucho tiempo habitamos en una casa,
como él mismo decía,
constantemente amaneciendo.


Adélia Prado



¡Maravilloso poema! 




jueves, 18 de septiembre de 2014

Igual a cuando éramos niños...

 
 
 
Verano. Childe Hassam

 
El sol viene a pasear por la mesa
mientras almorzamos.
Come de nuestros platos, regalón,
y se acuesta en la uva,
somnoliento, cansado,
despidiendo rayos
que parten desde el frutero
al techo.
Hoy no vino
y me gustó que preguntaras por él
como por un amigo.
Subí la voz dándole tiempo
a que llegara,
metiendo ruido,
pero ya íbamos en el café
extrañándolo, dependiendo de él
igual a cuando éramos niños
y esperábamos
que pasara la lluvia
con la nariz aplastada contra el vidrio.

Cecilia Casanova 

               

                                                                                               

domingo, 14 de septiembre de 2014

Siempre Malher

 

 

 
 
"Quiero infundir la música con una nueva pasión para restaurar lo que el hombre destruye", nos dijo Lorin Mazzel.
Descanse en paz, maestro.
 
Y una alegre polka de Richard Strauss para este domingo...
 
 

 
 
 
 
 

viernes, 5 de septiembre de 2014

Te miro tanto...




John Singer Sargent



Te miro tanto
pero yo no pinto
yo sólo poesío

también cuando
te miro tanto.

En verdad sólo
poesío cuando
te miro tanto.

Juan Encina





sábado, 30 de agosto de 2014

Silencio


 
 
 
Mi hermana. Tatiana Struchkova  
 

Yo que crecí dentro de un árbol
tendría mucho que decir,
pero aprendí tanto silencio
que tengo mucho que callar
y eso se conoce creciendo
sin otro goce que crecer,
sin más pasión que la substancia,
sin más acción que la inocencia,
y por dentro el tiempo dorado
hasta que la altura lo llama
para convertirlo en naranja.
 
 
Pablo Neruda




 

martes, 19 de agosto de 2014

El botijo




El botijo. Joaquín Sorolla



Desprecio del Japón o de la China

el granadino tibor de porcelana,

el vaso etrusco, el ánfora romana,

y la tinaja griega o damasquina.

 
Te canto a ti, que el agua cristalina

sabes frigorizar sin pompa vana,

expuesto en el balcón, en la ventana,

a los besos de un aura vespertina.

 
Cuando mi boca en ti, bello cacharro,

busca ardorosa el abundante chorro

y con manos cálidas te agarro,


siempre encuentro propicio a mi socorro

el caudal que refrescas en tu barro

y que brota sutil por tu pitorro.



Miguel Ramos Carrión(1845-1915)

(El botijo)
 
 
 
 
Cuando era niña, mi abuela Rosa me enseñó a beber por el botijo y es realmente una delicia.
 
 
 
 
 
 

lunes, 4 de agosto de 2014

La luz del mar

 
 
 
Niña en un mar de plata, 1909.  Joaquín Sorolla
 
 
  

 
 

 
 
 
 

jueves, 10 de julio de 2014

Junto al río

 
 
 
Junto al río. Fernando Pedrosa



Un poema no es un trozo de madera, no tiene

por qué plegarse a medir

7x3 centímetros sobre el folio.

Hay magníficos poemas de una sola línea,

de una sola palabra o de ninguna,

como la imagen de un niño en medio

de la tormenta junto a la orilla

de un río embravecido

arrojando pedacitos

de pan bendito a las aguas para calmarlas.


Julia Otxoa




 

viernes, 4 de julio de 2014

Instante




La  flor amarilla. Robert Reid






Lazzaro Pasini


¿Cómo no estar conforme precisamente ahora
-e incluso para siempre- con la vida,
cuando el sol de esta tarde fría y azul,
muy bajo ya, se adentra por mi casa
y hasta el fondo penetra sin ningún titubeo
y convierte a su paso cuanto toca
en oro vivo y repentino, en oro
que nada durará, pero que llena
de compasión el mundo para mí en este instante?


Eloy Sánchez Rosillo






miércoles, 25 de junio de 2014

La mirada

 
 

William-Adolphe Bouguereau
 


Sabe, si alguna vez tus labios rojos
quema invisible atmósfera abrasada,





Compasión. Briton Riviere (1840 - 1920)


que el alma que hablar puede con los ojos,
también puede besar con la mirada.
 
Gustavo Adolfo Bécquer
 Rima XX
 
 
 Afghan girl portrait
National Geographic:  Niña afgana. Famosa foto de Steve McCurr

 
La mirada es el lenguaje del corazón
 
William Shakespeare 
 
 
El arte de verdad enseña a entender la vida. 
 
 
 
 

lunes, 2 de junio de 2014

Si te llamo azucena...




Georgia O'Keeffe



Si te llamo azucena, si te llamo,
¿a qué jardín del mundo no le obligo?
Si te digo romero, si te digo,
¿a qué monte del mundo no reclamo

que tenga tu color y olor? Te amo
por el romero en ti, porque te sigo
como a jardín del alma que te digo,
como monte del alma que te llamo.

Y con tanto nombrarte y renombrarte
sin variar de nombre, a cada cosa
bella, la voy llamando con mi acento

y la dejo morir al silenciarte,
y si digo azucena y digo rosa,
las nombro a ellas, pero a ti te siento.


José Antonio Muñoz Rojas





jueves, 29 de mayo de 2014

Entre flores

 
 
 
 by Daniel F. Gerhartz
Al amanecer. Daniel F. Gerhartz
 
 
 




'Secret'  ~Daniel F. Gerhartz Portfolios
Secreto. Daniel F. Gerhartz





 

miércoles, 30 de abril de 2014

Contemplación

 
 
 
Contemplación. Theodore N. Lukits
 
 
 
“Cuando se pasa ante una imagen de la Virgen hay que decir: Te saludo, María. Saluda a Jesús de mi parte".

(San Pio de Pietrelcina)
 
 
 

 
 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...