viernes, 19 de diciembre de 2014

Nos proteja, vigilante



 
 
 




La Virgen de los Ángeles
os cubra con su manto,
y os proteja, vigilante,
el ángel de Dios santo.

 La Virgen de los Ángeles
me cubra con su manto,
y me proteja, vigilante,
el ángel de Dios santo.



 

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hola Rosa.

La navidad es un estado de ánimo.
Al menos así lo siento yo.
Cuando eres niño, y todo es magia, la navidad es un milagro de luz en el corazón.
Después va pasando el tiempo y la vida y ya nada es como cuando eras niño.

Hay quien lo vive igual, no sé si de corazón o con una sonrisa más falsa que Judas. Si es de corazón es muy afortunado.

Bueno, no se trata de tener razón en lo que es la navidad, se trata de ser honestos con lo que uno siente estos días.

Y yo lo soy.

Para mi es una farsa.

Respeto que para ti sea todo lo contrario.

Espero seguir haciéndote reír en el blog de Tracy.

Que lo pases muy bien.

Saludos.

Rosa dijo...

Vale, Toro, comprendo lo que dices, muchas veces es así. Pero una cosa es no vivirla y otra ponerla por los suelos. Me sale decirlo, también soy honesta.

Yo te deseo una muy feliz Navidad y que en tu corazón vuelva, aunque sea un instante, esa ilusión que vivías de niño.

Que lo pases bien, te lo deseo de verdad.

Un beso.

Ana Márquez dijo...

Precioso! Felices fiestas, guapa, y que el año próximo venga cargado de paz, salud y alegría para todos. Un beso enorme y que Dios te bendiga.

Ana Márquez dijo...

Rosa, hay personas que, no sólo son desdichadas, sino que hacen una cruzada de su desdicha: intentan contagiar ese dolor a los demás. He conocido personas así y hay que hacer auténticos equilibrios mentales para evitar que nos hundan en sus arenas movedizas. Simplemente hay que dejar que se desahoguen, dejar que saquen toda esa rabia del modo que sepan, pero no permitirles que nos arrastren a su pozo, o seremos uno más de los que "cantan" los males del mundo, ignorando su belleza... Y ya me dirás en qué y a quién ayuda eso. Curiosamente, a ninguna de estas personas tan felizmente desdichadas les da por canalizar su rabia echando un cable donde hace falta, para que el mal del mundo, que tanto les divierte ensalzar, sea menos malo (ong's, activismo, voluntariado de algún tipo) así encontrarían un poco de alegría y sentido a sus vidas, pero no es eso lo que quieren, no desean ser felices, si perdieran su pose canallesca y pesimista también perderían todo su encanto :-)La esperanza, ya sabes, es para los "tontos".

Te reitero mis felicitaciones para estas fiestas. Un beso fuerte.

Rosa dijo...

¡Hola, Ana! ¡Feliz Navidad, querida Ana!

Ojalá estas personas que dices, comprendan y acojan, en algún momento de su vida, el inmenso Amor de Dios. Lo pido de todo corazón.

Un beso grandísimo. Me hace mucha ilusión verte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...