sábado, 31 de diciembre de 2016

Un fado a la Luna







Siempre me han gustado los fados, me parecen muy tiernos y, últimamente, los escucho más ...

Un "Fado a la Luna" para despedir el año.
Muchísimas gracias, por vuestra compañía, un privilegio para mí el contar con vosotros en mi vida.

Feliz Nochevieja, y que el Año Nuevo nos deje todo lo mejor, para vosotros y para todos.

Paz, Esperanza y Amor.
:)




miércoles, 28 de diciembre de 2016

Pasión por la vida y las palabras






Una hora de entrevista que merece la pena escuchar. Pasión por la vida y las palabras.

Profesor Emilio Lledó, uno de los pensadores más influyentes del panorama filosófico español. Lledó es catedrático de Historia de la Filosofía y miembro de la RAE desde 1993.

"Todos los seres humanos tienden por naturaleza a saber." (Aristóteles).

"Obsesionar a los muchachos con ganarse la vida es la forma más siniestra de perderla." (Emilio Lledó).







domingo, 25 de diciembre de 2016

Entrañable





:)
Un beso, May.
:)





sábado, 24 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad!




Marianne Stokes



Siendo el Creador de todas las cosas, se ha hecho pequeño para ayudarnos a creer. Podemos entender la grandeza de Dios, pero es muy difícil entender la humildad de Dios.

Santa Madre Teresa de Calcuta







Händel, oratorio “Mesías", “For unto us a Child is born” ("Para nosotros ha nacido un Niño"):

For unto us a Child is born,
Para nosotros ha nacido un Niño
Unto us a Son is given,
Se nos ha dado un Hijo
And the government shall be upon his shoulder
Y el gobierno estará sobre sus hombros
And his name shall be called
Y será llamado por el nombre de
Wonderful Counsellor
Maravilloso Juez
The mighty God
El poderoso Dios
The everlasting Father
El Padre eterno
The prince of Peace
El príncipe de la Paz


¡Feliz Navidad!





jueves, 8 de diciembre de 2016

Entre comillas








"Las golondrinas entrecomillan lo que dice el cielo." 

Ramón Gómez de la Serna






lunes, 5 de diciembre de 2016

¡Muchos besos!





¡Que no falte la música!!!

¡Groenlandia!

Para los prim@s, amig@s, herman@s y herman@s políticos más guap@s del mundo.
Gracias, sois ¡¡¡ SOLES !!!

:)
:)
:)

Fajitas, barquitas, ñacos, guacamole ... ummmm ...

 ¡Muchos besos!!!


¡Chin, chin!!!

¡Y olé!!!






Recuerdo  3-12-2016
¡¡¡Muchos besos!!!





sábado, 3 de diciembre de 2016

Contemplándote




Jeremy Lipking 


Si todas las penas futuras
hoy día me acometieran
me verían tan feliz
que creo que riéndose se irían.

Si todas las futuras alegrías
hoy día me sobrevinieran
no podrían ser tan grandes
como la que ahora siento.

Que me invada la belleza hasta que muera
ten piedad de mí, belleza
y si muero hoy día mismo
que sea contemplándote.


Emily Dickinson





jueves, 1 de diciembre de 2016

En mí ...











El creador arroja su palabra nueva al océano de la noche y, en la orilla apartada, el anónimo lector recoge el mensaje, sintoniza con la palabra revelada.

Antonio Colinas, Tratado de armonía.



(...) Asomado, al fin, al borde del abismo
rebosante de sombra,
comprendí que el verdadero abismo
no estaba fuera sino en mí,
y que por eso el otro ya no me atraía. (...)


         (Del poema Reviviendo a Ciorán)





viernes, 25 de noviembre de 2016

Cada cual ...



Patrick Demarchelier



Ciascun si fascia ...
(Cada cual se reviste ...






... di quel ch'elli è inceso.
... de la llama en que arde).

Dante Alighieri, Divina ComediaInfierno ( XXVI,48)




viernes, 18 de noviembre de 2016

Mientras vivas ...





Joan Brull Vinyoles



Mientras vivas
cuidaré de ti
como cuido de mirar el suelo que piso
como cuido de escoger las manzanas con mis manos
y de no esconder los agujeros.

Miriam Reyes





martes, 15 de noviembre de 2016

Luz


La luz: la piel del mundo.

José Emilio Pacheco






A la lenta caída de la tarde
amar la vida largamente es todo
el oficio del hombre que respira.
Alzar la mano y detener el cielo.
Destino de la luz, nunca te acabes.


Luis Feria




sábado, 12 de noviembre de 2016

Descanse en paz



"La poesía viene de un lugar que nadie controla y nadie conquista."


Descanse en paz.

Maravilloso poema de TORO SALVAJE.





domingo, 6 de noviembre de 2016

Sylva




John Collier




Andabas por las calles del otoño
calladas de humedad y el amarillo
concierto de los árboles te amaba.
Te amaba el cielo gris y los tejados
umbrosos y los pájaros humildes
y el viento oscuro y fresco de los bosques.
Te amaban las vaguadas, las colinas
sangrientas de amapolas.
Y en Mérida te amaban
los blancos capiteles, la sonrisa
marmórea de los dioses mutilados.
Te amaban las cigüeñas vergonzosas
y hasta los lapiceros que mordías.


(Lento espigaba el trigo.
Lenta el agua buscaba las raíces.
Lenta la yerba crece. Lento el hombre
echa la hoz. Y trilla. Y lento amasa
su pan con llanto y fuego).


(El tiempo no perdona
ni a la roca más firme ni a la rosa
más tierna.

                  El tiempo quiebra
los cielos más azules y las aguas
más tersas.

                  Como un cáncer
agrieta dulces sueños, da al olvido
palabras de pasión, gestos heroicos).


Perdida en el invierno.
Perdida entre la lluvia
fresquísima de enero.
Subiendo por el frío.
Subiendo por la pena.
Subiendo por el llanto y por el gozo
con tanta certidumbre.


Andabas por las calles entornadas
donde la madreselva trepa
las altas tapias blancas.
Andabas los pasillos soñolientos
del instituto viejo, con tu risa
cristal, entre los muros
cargados de expedientes y pintadas
ingenuas sobre el sexo y el gobierno.
(Andabas por los ojos de tu madre
marcándole el camino, como un faro
en medio de la niebla).


(La tarde es de tormenta.
Las nubes montañosas
descargan su coraje por los campos.
Agreste sinfonía
detrás de los vitrales.

                                  Yo recuerdo
los góticos pináculos de Burgos,
en tanto la gramola toca graves
cantigas alfonsinas).


Andabas por las playas de septiembre:
almendros, sal y conchas. Conocías
el vuelo de los pájaros marinos,
las caras de la arena, los dibujos
efímeros del agua entre las peñas.


Aprendiste los himnos de las olas
cantando jubilosas a la muerte.


Gaviotas, arrendotes. Conocías
la bóveda nocturna estrella a estrella
y les dabas mil nombres misteriosos,
helados, cristalinos, ya polvo en la memoria.


(Inventa nuevos cielos.
Inventa nuevos mares. No te canses,
amada, de enseñarme como a un niño
las voces del silencio en un jardín desierto, la caricia
profunda del crepúsculo,
la música pequeña de las lilas).


Ni siquiera sabemos qué es la vida,
para qué preocuparnos del detalle:
las curvas de la rosa, el vuelo tibio
de una paloma blanca, y el azar
que trajo hasta mis ojos tu mirada.


Y yo con mis costumbres,
al margen de tus cosas,
al margen de tu cine y tus zapatos,
al margen de tu blusa y tu sonrisa,
tu tos y tus muñecas,
tu pena, tus blue-jeans y tus amigas.


Y yo perdiendo el tiempo
entre los polinomios y los Beatles,
entre la bicicleta y los Urales,
las Tablas de la Ley y las estampas.


Pensar que en dos minutos
hubiera compartido tus paisajes,
tus sueños, tu rutina.
Que estabas a un suspiro de mis ojos,
a un paso de mi aliento.

                                      Y que quedaba
aún tanto hasta el encuentro.


Tú, lejana, subiendo por el pozo
de los años, oscuro y resbaloso.
Subiendo por mis días sin saberlo.
Pasando de la rosa hasta la página
más gris de la gramática.
Pasando del latín al tocadiscos,
al chicle y Julio Verne.
Subiendo por los siglos y las simas
hasta tocar mis labios.


Pensar que por tus huellas
andaba sin saberlo.
Pensar que respiraba donde el aire
guardaba tu latido.
Pensar que tantas veces he tocado
el hueco de tu cuerpo.
Pensar que he compartido tanto abril
a un paso de tus ojos.
Pensar que te soñaba desde niño
y estábamos despiertos y tan cerca.


He dado tantas vueltas
para llegar a ti. Me he desviado
por tanto falso atajo que es milagro
tenerte entre mis brazos.

                                       Cuántos días
brillantes como espejos. Cuántas noches
de asfixia y alquitrán. Mi corazón
lento sangraba. Y bajo el cielo
helado, solitario, yo buscándote.


Buscándote en los chopos
de plata y en los charcos del invierno.
Buscando entre las hojas
tu dulce piel sedeña.
Buscándote, perdido, como un loco
persigue la razón en su delirio.


Perdido en el neón y las películas.
Perdido en los caminos cotidianos.
Perdido entre los libros,
y las conversaciones y las copas.
Inútil entre inútiles sin ti.
Cadáver entre muertos sin tu vida.

Amor, dime el secreto
designio de las cosas.

                                   Por qué el tiempo
nos ciega, tiende trampas,
nos pierde en laberintos.
Amor, por qué la vida
no es buena con nosotros, nos aprieta
el alma hasta el gemido

                                     y se alimenta
con lágrimas de sangre.


Viniste como un sol amigo y tibio,
como un caudal de rosas, como un viento
de Sandro Botticelli,
como una sinfonía
de flautas de madera y mandolinas.
Te adoro en tus pupilas, en tus cejas
arqueadas y sumisas. Cómo fulge
la frente blanca y dulce en la cascada
castaña de tu pelo. Cómo vuela
tu risa por mi pecho. Cómo tiembla
mi voz enamorada
cuando chocan mis ojos con los tuyos.


Déjame, amor mío, en este instante,
en este instante azul agazaparme
pequeño entre tus brazos,
pequeño entre tus labios y decirte:
escucha mi silencio.
Escucha mi silencio y mi alegría.


(El mundo es nuestro lecho y nuestra casa.
Despierta, amor. Despunta una mañana
de campos de algodón tímido y albo.
Da cuerda a la ilusión.
Volvamos al principio a cada instante.
No es tarde para nada. Nunca es tarde.
No tengas miedo nunca.

                                       Ven.
                                               Escucha)


Vicente Sabido





jueves, 27 de octubre de 2016

Hoy ...







Hoy es también
mi cumpleaños porque
nací contigo.

Hilario Barrero




martes, 25 de octubre de 2016

Palabras de amor ...







A las palabras de amor
les sienta bien su poquito
de exageración.

Antonio Machado



Amor, oh pluma! Oh vilo!
Oh ven! Oh si no vienes,
qué haré a solas conmigo?
Qué sin ti por mi frente?
Qué álamos !Oh torres!
Cuántas cosas presentes!
El mar, con tus cabellos,
con tu espalda, las nieves,
tallos con tu cintura,
y con tus piernas peces,
y cielos con tus ojos,
y campos con tu vientre,
y soledad sin ti,
y con tus hombros fuentes
serenas de ventura,
apretado y perenne,
o arenas a que entrego
el latir de mis sienes.
Y soledad sin ti,
ya camino sin puentes,
ojos sin universo,
manos sin tacto, inermes.

José Antonio Muñoz Rojas




sábado, 22 de octubre de 2016

Bailando con Fred Astaire







"Su tacto era como la seda", decía de él  Audrey Hepburn ...


Un excelente vídeo con distintas escenas del mejor y más elegante bailarín cinematográfico de todos los tiempos.

La elegancia de Fred Astaire se mezcla con la forma poética de enlazar el ritmo de Ginger, que surgía de una mágica compenetración entre el movimiento y la delicadeza de sus manos, y sus pasos de baile acompañando a Fred.

Él y Ginger Rogers aparecieron juntos en 10 películas: Volando hacia Río de Janeiro (1933), La alegre divorciada (1934), Roberta (1935), Sombrero de copa (1935), Sigamos la flota (1936), En alas de la danza (1936), Ritmo loco (1937), Amanda (1938), Historia de Irene Castel (1939) y Vuelve a mí (1949).

No era un secreto que Fred era superior a ella en técnica de baile, pero lo que resultaba tan especial, es que Ginger no dejaba de actuar cuando el baile comenzaba;  transmitía la impresión, decían, de que bailar con él era la experiencia más emocionante imaginable.

"Ginger nunca había bailado con una pareja anteriormente. Ella fingía constantemente, no sabía hacer claqué, era vulgar y no sabía hacer casi nada ... Era el contrapunto de Rita Hayworth, pero Ginger tenía talento y lo mejoró mientras me acompañaba. Lo entendió tanto que, después de un tiempo, cualquiera que bailaba conmigo, me parecía mal", decía Fred.

La primera compañera de baile fue su hermana Adele, le siguieron Ginger Rogers. Cid Charisse, Joan Crawford, Dolores del Rio, Irene Dunne, Eleanor Powel, Paulette Godard, Rita Hayworth, Judy Garland, Ann Miller, Vera-Ellen, Leslie Caron y Audrey Hepburn.

Hay que decir que seguir bailando a Fred era muy difícil, la única que lo consiguió fue Eleanor Powell. Sólo coincidió con ella en una película ("La nueva melodía de Broadway"). Fueron los mejores bailarines de claqué del cine,  rozaron la perfección en este número:






Fred Astaire adoraba a Rita Hayworth y, a lo largo de su vida, se lo demostró de muchas formas.
Una escena de "Bailando nace el amor" ...





De él dijo Audrey Hepburn: "Su tacto era como la seda y sus consejos todavía bailan en mis oídos. No he conocido a nadie con una dulzura tal, que cada mañana cuando me levanto, me aferro a esa bondad para cubrir la maldad que me rodea." 

"Una cara con ángel" ...




“La peor tarea para los niños de hoy es aprender buenos modales sin verlos” , repetía Fred ...







"El mejor bailarín del mundo",  para  Rudolf  Nureyev ... a su vez, Fred quedó fascinado cuando vio bailar a Michel Jackson: "Oh, Dios! Ese chico se mueve de una forma excepcional. Ése es el más grande bailarín del siglo."





lunes, 17 de octubre de 2016

Al lector




Sabine Baring-Gould (Archivo)



Tuyas serán las mujeres que amé
y que nunca he perdido, pese al viento
cruel de los años, y tuyo el enigma
de la isla del tesoro.
Tus ojos serán míos un instante
y, a cambio de dejarte oír en los cristales
la lluvia que ahora escucho, y hacerte cómplice
de mi futuro, que tú podrás conocer,
impedirás que muera y, una tarde,
me dejarás ser tú en otra lluvia.

Joan Margarit




viernes, 30 de septiembre de 2016

Te miraré despacio ...





Sandro Botticelli . Nacimiento de Venus (detalle). Galería de los Uffizi. Florencia



Te miraré despacio,
me perderé en tus ojos,
igual que un viajero
que se pierde en un bosque
en el que vive aún
alguna antigua magia.
Conoceré el silencio,
la angustia y la belleza
que existen en las cosas
más grandes que nosotros.
Y luego, al retirar
mis ojos de los tuyos,
llenos de tanta vida,
habrá pasado un siglo.
Que así el amor construye
su eternidad, tan breve.

José Cereijo






Una habitación con vistas a Florencia ...

La canción "O mio babbino caro" es un aria de Gianni Schicchi, compuesta por Giacomo Puccini en 1918.





lunes, 26 de septiembre de 2016

Primeros planos







Uno de los primeros planos más importantes de la historia del cine español, el espectador comparte el primer (e íntimo) encuentro de Ana y Frankenstein.

"El espíritu de la colmena", de Víctor Erice, un canto a la imaginación y a la fantasía. Los porqués de una niña, su primer saber, sus primeras preguntas y sus primeras respuestas.





Algunos de los primeros planos más bellos de la historia del cine.





sábado, 24 de septiembre de 2016

Que no me quieres ...





Ernest Biéler: "Las hojas muertas" (detalle). 



Que no me quieres,
dicen (nunca te han visto
cuando te sueño).

José Cereijo





Música clásica china para el otoño ...






jueves, 22 de septiembre de 2016

Despacio, despacio ...






Lo que se ha destilado poco a poco 
no quieras tú bebértelo de un trago. 
Bebedor o lector o caminante:





despacio, despacio, despacio.

Javier Almuzara



Fotografía: Fernando Manso




domingo, 18 de septiembre de 2016

El rumor del silencio




Así debiera ser lo que uno escribe:
capaz de acompañar sin que pueda notárselo,
igual que una riqueza invisible y sin peso...



Ekaterina Grigorieva



De José Cereijo ...

Las cosas que importan están siempre rodeadas de silencio.




Noell Oszvald 



"... pero quien escucha, sin embargo, oye.
Pero quien ama, sin embargo, aprende.
Y la realidad está siempre ahí,
silenciosa, esperando.

Ahora ya puedes dejar de escuchar.
Pero no olvides lo que has oído.




Yuichiro Miyano



Y escuchar
el silencio de Dios, que quizá nos absuelve,
como una lluvia fresca. Y estremecerse oyéndolo.
Quizá valdría la pena
morir, sólo por eso.


De Los dones del otoño, un poemario maravilloso ....






jueves, 15 de septiembre de 2016

Una señal





Otto Piene


Hazme una señal






que no sea de humo.

Javier Ruiz Taboada,





R. Wagner: Preludio, Redención de Parfisal






martes, 13 de septiembre de 2016

Deslizarse ...






Vivir es deslizarse.

César Simón








Dedicado, especialmente, a Carmen, del blog  El collar de Hampstead.




lunes, 12 de septiembre de 2016

Algo secreto





Vilhelm Hammershøi (1864-1916)


A Federico Chopín


Hay en tu vida algo secreto;
es una noche en una casa,
los balcones abiertos al jardín.
En las habitaciones ya no hay nadie,
y, fuera, sólo luz lunar.
Pero el piano suena quedamente
con una melodía muy antigua,
tan antigua que nunca ha enmudecido.
Un pájaro es quien canta, hay una rosa
y hay una espina, en el balcón.
Tú eres el pájaro que canta.







Tu voz es inmortal, porque no es tuya.
y tu carne es efímera y doliente.


César Simón





Chopin en el Palacio Pitti. (Florencia).

Una de sus composiciones más delicadas,
Nocturne c sharp minor op posthum.






sábado, 10 de septiembre de 2016

Haydn y L. Bernstein








¡Maravilloso!

L. Bernstein: Haydn, Sinfonía No 88, 4th. mov.


Un regalo especial para mi hermana May, por tanta música como ella me regala a diario.
¡Gracias, mi niña!

¡Feliz domingo!





viernes, 9 de septiembre de 2016

Envío




Sólo la poesía desobedece al lenguaje.







Para que tú estés conmigo,
contigo me voy sin mí.
Conmigo me voy sin ti
para que yo esté contigo.

Vicente Núñez 









miércoles, 7 de septiembre de 2016

Una caja de música ...





El corazón es centro, porque es lo único que de nuestro ser da sonido. 








“Primero quise ser una caja de música. Sin duda alguna me la habían regalado, y me pareció maravilloso que con sólo levantar la tapa se oyese la música, pero sin preguntarle a nadie ya me di cuenta de que yo no podía ser una caja de música, porque esa música, por mucho que a mí me gustara, no era mi música, que yo tendría que ser una caja de música inédita de mi música, la música de mis pasos, de mis acciones,  y yo era una niña que no tenía remordimientos y aun sin ellos temía, o sabía, que una caja de música no podía ser.
Pregunté a mi padre quiénes eran los templarios. Recuerdo que me dijo que eran unos caballeros, y yo era una mujer. Y esto se me quedó en el alma gestando porque yo quería ser un caballero y quería no dejar de ser mujer, eso no; yo no quería rechazar, yo quería encontrar y ser fecunda.
¿Qué otra cosa quise ser? Pues quise ser centinela, porque cerca de mi casa se oía llamarse y responderse ‘Centinela alerta’, ‘Alerta está’. Y así yo quería ser un centinela de noche. Y entonces yo volvía a preguntar si las mujeres podían ser soldados solamente para ser centinela. Y mi padre que no, que no podía ser. Y así cuando me di cuenta que no podía ser de hecho nada, encontré el pensamiento, encontré lo que yo llamaba, lo sigo llamando la filosofía”.





María Zambrano escribió estas palabras “A modo de autobiografía”.  

Uno de los temas principales de su filosofía es el de la Razón poética, fundamental para la construcción de la persona, que se relaciona estrechamente con el descubrimiento de lo sagrado en nosotros, con la historia y con los sueños. Tratar con la realidad poéticamente es hacerlo en forma de delirio, cuyos estados propios son el temor y la esperanza.

Y ésta es su auténtica revolución filosófica: sólo la síntesis de ambas, poesía (filosofía y religión) y razón, nos situará en el verdadero camino. "Lo que no pasa por el corazón nace muerto", afirmaba.






Su gran amigo, Antonio Machado, intuyó a tiempo la reconciliación entre poesía y filosofía: “Los poetas cantarán su asombro por las grandes hazañas metafísicas, mientras que los filósofos arribarán a una metafísica fundada en el tiempo, algo en verdad poemático más que filosófico”. Además, lo contempló de manera poética, en el siguiente poema:


Dice la razón: Busquemos
la verdad.
Y el corazón: Vanidad
la verdad ya la tenemos.
La razón: ¡ Ay, quién alcanza
la verdad!
El corazón: Vanidad.
la verdad es la esperanza.
Dice la razón: Tú mientes.
Y contesta el corazón:
Quien miente eres tú, razón,
que dices lo que no sientes.
La razón: Jamás podremos
entendernos, corazón.
El corazón: Lo veremos.






Las huellas del pensamiento místico en María Zambrano son numerosas. La filósofa desarrolló de manera continua una crítica a la filosofía occidental racionalista. Muchas veces expresó su convicción de que la búsqueda de conocimiento basada sólo en la razón y la reducción del ser humano a un ser únicamente racional y consciente han negado importantes cuestiones del ser humano, a saber, aquellos elementos de la condición humana no aprehensibles por la cognición.

Su preocupación por la condición de la mujer queda reflejada en cartas a su amado: "Y la mujer es (...) lo que el hombre quiere que sean las mujeres, lo que os ha gustado en ellas! Esta tarde lo veía claro mientras proyectaban una película imbécil ... No es más que la carne, el puro instinto lo que acerca en todos los casos el hombre a la mujer ¡Qué pena!", escribe.

Una joven que ya lo tenía claro desde muy jovencita: "Mujer sí, tu señora, nunca".










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...