miércoles, 7 de septiembre de 2016

Una caja de música ...





El corazón es centro, porque es lo único que de nuestro ser da sonido. 








“Primero quise ser una caja de música. Sin duda alguna me la habían regalado, y me pareció maravilloso que con sólo levantar la tapa se oyese la música, pero sin preguntarle a nadie ya me di cuenta de que yo no podía ser una caja de música, porque esa música, por mucho que a mí me gustara, no era mi música, que yo tendría que ser una caja de música inédita de mi música, la música de mis pasos, de mis acciones,  y yo era una niña que no tenía remordimientos y aun sin ellos temía, o sabía, que una caja de música no podía ser.
Pregunté a mi padre quiénes eran los templarios. Recuerdo que me dijo que eran unos caballeros, y yo era una mujer. Y esto se me quedó en el alma gestando porque yo quería ser un caballero y quería no dejar de ser mujer, eso no; yo no quería rechazar, yo quería encontrar y ser fecunda.
¿Qué otra cosa quise ser? Pues quise ser centinela, porque cerca de mi casa se oía llamarse y responderse ‘Centinela alerta’, ‘Alerta está’. Y así yo quería ser un centinela de noche. Y entonces yo volvía a preguntar si las mujeres podían ser soldados solamente para ser centinela. Y mi padre que no, que no podía ser. Y así cuando me di cuenta que no podía ser de hecho nada, encontré el pensamiento, encontré lo que yo llamaba, lo sigo llamando la filosofía”.





María Zambrano escribió estas palabras “A modo de autobiografía”.  

Uno de los temas principales de su filosofía es el de la Razón poética, fundamental para la construcción de la persona, que se relaciona estrechamente con el descubrimiento de lo sagrado en nosotros, con la historia y con los sueños. Tratar con la realidad poéticamente es hacerlo en forma de delirio, cuyos estados propios son el temor y la esperanza.

Y ésta es su auténtica revolución filosófica: sólo la síntesis de ambas, poesía (filosofía y religión) y razón, nos situará en el verdadero camino. "Lo que no pasa por el corazón nace muerto", afirmaba.






Su gran amigo, Antonio Machado, intuyó a tiempo la reconciliación entre poesía y filosofía: “Los poetas cantarán su asombro por las grandes hazañas metafísicas, mientras que los filósofos arribarán a una metafísica fundada en el tiempo, algo en verdad poemático más que filosófico”. Además, lo contempló de manera poética, en el siguiente poema:


Dice la razón: Busquemos
la verdad.
Y el corazón: Vanidad
la verdad ya la tenemos.
La razón: ¡ Ay, quién alcanza
la verdad!
El corazón: Vanidad.
la verdad es la esperanza.
Dice la razón: Tú mientes.
Y contesta el corazón:
Quien miente eres tú, razón,
que dices lo que no sientes.
La razón: Jamás podremos
entendernos, corazón.
El corazón: Lo veremos.






Las huellas del pensamiento místico en María Zambrano son numerosas. La filósofa desarrolló de manera continua una crítica a la filosofía occidental racionalista. Muchas veces expresó su convicción de que la búsqueda de conocimiento basada sólo en la razón y la reducción del ser humano a un ser únicamente racional y consciente han negado importantes cuestiones del ser humano, a saber, aquellos elementos de la condición humana no aprehensibles por la cognición.

Su preocupación por la condición de la mujer queda reflejada en cartas a su amado: "Y la mujer es (...) lo que el hombre quiere que sean las mujeres, lo que os ha gustado en ellas! Esta tarde lo veía claro mientras proyectaban una película imbécil ... No es más que la carne, el puro instinto lo que acerca en todos los casos el hombre a la mujer ¡Qué pena!", escribe.

Una joven que ya lo tenía claro desde muy jovencita: "Mujer sí, tu señora, nunca".










14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Una adelantada a su tiempo.
Incluso a su especie.
Los hombres y mujeres de hoy todavía están lejos de ella.

Besos.

Ilduara dijo...

la filosofía necesita que que el corazón abrace la razón para poder explicarse a si misma.

Rosa dijo...

Sí, Toro, lo creo como tú. Una gran fílósofa, una delicia leerla.

Están editando sus obras completas, en VI tomos, acaba de salir el 2º.
Su obra "Claros del bosque", si no la has leído, creo que te gustaría.
También "El hombre y Dios", de Xavier Zubiri, uno de sus maestros, te podría gustar. Es un regalo que me hicieron hace mucho tiempo y nunca lo olvido, una gran obra, para pensar ...

Un beso, Toro.

Rosa dijo...

Sí, así es, si no pasa por el corazón, no da fruto, nace muerto, como ella decía.
Es la 'filósofa de la esperanza', así la llamaba mi profesora de filosofía en COU. Ella fue la que me acercó a su pensamiento, una profesora estupenda a quien siempre recuerdo. Querida Carmen.

Un beso, Ilduara.

Rosa dijo...


Parece que están editados todos los tomos, no me informaron bien en la librería.
Dejo la presentación:

María Zambrano

El collar de Hampstead dijo...

Una gran mujer,moderna,adelantada a su momento y alma tremendamente sensible.
Bonito homenaje,Celia.

Un beso y buena tarde,
: )

Maite Lorenzo dijo...

¡Oh, Gracias Rosa!! Me encanta María Zambrano.
No sabía que editaban sus obras completas. Mi próxima adquisición iba a ser "Claros del bosque". Tengo " El hombre y lo divino" y "De la Aurora" que me encanta, pero ahora, me lo voy a pensar

Muy buena presentación, y unos textos muy bien escogidos. En el último vídeo se oye el "Gaudeamus Igitur" ¡qué bueno!
Te felicito y te doy las gracias.

Besos

Maite Lorenzo dijo...

Por cierto, muy bonita la foto de Sosiego. No me había percatado hasta hoy. Preciosa

Besos

Celia Segui dijo...

Magnífica mujer y precioso homenaje, Rosa.
Besos

Rosa dijo...

Eso fue, Carmen, y una filósofa cercana, la filosofía con ella fluye ...

Un beso y buenas noches
:)

Rosa dijo...

Sí, estuve esta mañana en la librería y me dijeron que habían editado el segundo tomo, he mirado y resulta que están todos editados, miraré a ver ...
Las obras que me dices son fundamentales, todas ellas. "Claros del bosque" te encantará, seguro.
Jajaja, el "Gaudeamus igitur" me trae muchos recuerdos ... ¡qué bueno!!!

Gracias a ti.
¡Muchos besos!!!
La imagen es de Hiroshi Sugimoto, la coloqué hoy mismo.

Rosa dijo...

Es bueno recordarla y leer su obra.
Una gran mujer.

Un beso y gracias, Celia.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Rosa:

Me ha encantado todo lo que has dejado en esta entrada.
¿Qué decir de María Zambrano?
Hay que leer sus escritos. Sus maravillosas reflexiones, su poesía, sus delirios...
Nos será más fácil, con su ejemplo, intentar salir de la vaciedad que nos envuelve y que nos muestran los medios.
Estupendos enlaces de los videos. La presentación del tomo VI, demuestra cómo interesa su obra, porque es ella misma.

Abrazos.

Rosa dijo...

Buenas noches, Gelu:

Así es, sus escritos son ella misma. Y sí, Gelu, la vaciedad de los medios no tiene nombre.
Es muy intersante también la obra de María Fernanda Santiago Bolaños: María Zambrano. Cartas inéditas (a Gregorio del Campo). Editorial Linteo.
"Fiósofa de la aurora", la denomina.

Un beso grande, Gelu.
Gracias, por todo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...