lunes, 4 de noviembre de 2013

Otoño

 
 
Un camino arbolado en el otoño. Hans Anderson Brendekilde


Esparce octubre, al blando movimiento
del sur, las hojas áureas y las rojas,
y, en la caída clara de sus hojas,
se lleva al infinito el pensamiento.

Qué noble paz en este alejamiento
de todo; oh prado bello que deshojas
tus flores; oh agua fría ya, que mojas
con tu cristal estremecido el viento!
 
 

 

¡Encantamiento de oro! Cárcel pura,
en que el cuerpo, hecho alma, se enternece,
echado en el verdor de una colina!






En una decadencia de hermosura,
la vida se desnuda, y resplandece
la excelsitud de su verdad divina.


(Sonetos espirituales, Juan Ramón Jiménez)





 

4 comentarios:

quedateenminube dijo...

¡Qué nostalgia nos trae el Otoño!
Qué tengas buen día,
Besos,

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

Betty Urban dijo...

Deliciosa entrada. ¡Qué ganas de que llegue el otoño! Si te digo que sigo vestida de verano y con el aire acondicionado puesto... Pues es así.
Besos.

Rosa dijo...

Mucha nostalgia, es verdad.

Un beso también para ti.

Rosa dijo...

Qué contrastes, Betty, aquí ya comienza el frío, otoño, otoño...pero luce el sol...

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...