lunes, 16 de mayo de 2016

Ancas de rana





Foto tomada de la red



Las ancas de rana son una especialidad culinaria en países como Francia, España, China, México, Portugal y Grecia. Su carne es de textura firme y suave.

En España se toman en distintas regiones, es un plato tradicional en Aragón y en León.

En La Bañeza (León), las preparan muy sabrosas, con cebolla, tomate, pimentón, ajo, perejil, guindilla y sal. A mi padre le encantaban.

Hace muchísimo que no comparto una receta. Y como este blog comenzó con la cocina de mi abuela y de mi madre, ellas lo inspiraron, os dejo una de sus recetas más sabrosas. Os recomiendo que miréis las otras, están buenísimas. Todas ellas guardan esos pequeños trucos que nunca olvido, sobre todo porque he visto el cariño con el que siempre han cocinado. Aprendí a cocinar solo mirándolas.

Nunca saben  las cantidades exactas, como mi madre me dice: "Como tú veas ..."
Y así os la dejo, al estilo de mi abuela y de mi madre:

Ingredientes:

Medio kilo de ancas de rana, (no es fácil encontrarlas frescas, se pueden comprar congeladas), 1 diente de ajo, una cebolla pequeña, una cucharada de harina (de café), pimentón (utilizo el de la Vera), medio vaso de vino blanco (tipo La Ina o Tío Pepe), guindilla, 1 hoja de laurel, aceite de oliva virgen y sal.
Para el caldo: 1 hueso pequeño de ternera y un trozo pequeño de gallina.

Para descongelarlas: descongelamos las ancas y las introducimos en leche durante al menos 4 horas para que su carne se ablande, las lavamos con agua y las escurrimos.

Preparación:

Preparamos el caldo y reservamos para el guiso.
En una cazuela (si es de barro mucho mejor) se pone aceite y se pocha la cebolla y el ajo picados. Una vez pochados, se añade el harina. Se rehoga. A continuación, añadimos guindilla (si nos gusta picante, un trocito solamente), el laurel y rehogamos nuevamente. Añadimos el vino y un poco del caldo que teníamos preparado.

Se añaden las ancas de rana y salamos. Las dejamos cinco minutos a fuego lento y ¡listas!
La salsa es de "toma pan y moja", exquisita.

Melosas, melosas, como acostumbra a decir mi madre ...



21 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Qué ticas!!.
Gracias por la receta!!!.

Exquisita.
:)

Ilduara dijo...

La receta promete.

Tan pronto como pueda las preparo.

Rosa dijo...

Muy buenas.
Te las recomiendo :))

Un beso, linda.

Rosa dijo...

Te encantarán, ya me contarás ...

Un beso, Ilduara.

Una Julieta de Jesùs dijo...

Hola querida Rosa, que sabroso se vè buena amiga !
Bendita seas de todo corazòn !
Gracias por compartir .. y por estar
Abrazo inmenso .. y que tengas una semana
muy muy muy feliz y bendecida ...

PAZ Y BIEN

El collar de Hampstead dijo...

No las he probado nunca.
Y no las probaré,aunque no dudo un segundo que os salgan buenísimas...
No sé,una manía...

Besos,Rosa.
Buena semana!

la MaLquEridA dijo...

No dudo que sepan riquísimas, te creo, pero no pienso probarlas Rosa Rosita jaja.


Beso

Crónicas vienesas dijo...

Yo las probé una vez y no puedo con ellas. Ese tipo de carne no me gusta nada. Pero seguro que el sabor es bueno, a mí es la textura lo que no me va,soy muy rarita, jajaja.
Besos

Carolina dijo...

Mira que curioso. En estos días viendo Master Chef, salió una receta de ancas de rana. Me llamó la atención, porque nunca las he probado. No sé si las probaré.
Aunque el plato que se ve en la imagen es provocativo. jajajajajajajaja

Besitos de luz mi querida Rosa

TORO SALVAJE dijo...

Jajajjja

Besos.

Rosa dijo...

¡Holaaaa, mi querida Julieta!!!
Me alegro mucho de verte, sabes que es de verdad.
Gracias a ti, por tu dulzura, por estar.
Siempre estás, querida Julieta.

Un beso enorme, de corazón a corazón.
Muy, muy feliz semana.
PAZ y BIEN, querida amiga.

Rosa dijo...

Me acostumbré porque a mi padre le encantaban y nos llevaba muchas veces a comerlas a un restaurante de la Bañeza, en León. Mi abuela y mi madre las preparan diferente, cocinan muy a su aire, nunca guardan recetas, y procuro seguirlas porque son excelentes cocineras. Tienen, mi madre ahora, mucha paciencia, todo a fuego lento, meloso, como dice mi madre.

Sí, si es una manía, lo entiendo, estas comidas no son frecuentes. Las guardo para que no se pierdan. De vez en cuando las cocino.

Un beso, Carmen.
¡Buena semana!

Rosa dijo...

Jajaja, Malqueeee, te gustarían, jajaja ...

Yo te dejo un beso enorme, linda Flor de María, con todo cariño.
Y me encanta el Rosa Rosita, jajaja ...

Rosa dijo...

:)

No, no eres rarita, las ancas de rana, mollejas, callos, riñones, asadurilla, caracoles, sesos ... son recetas que ahora se pueden perder, por eso las dejo, a mí me encantan, pero comprendo que no a todo el mundo ...

Un beso, Celia.

Rosa dijo...

Pruébalas, están de rechupete ...
Ya verás ... ummmmm ...

Un beso, querida Carolina.


Rosa dijo...

¿Aprenderás a guisarlas, Toro?
Sí, tú mucho jajaja ...
Bueno, yo te he dejado la receta, tú sabrás lo que haces con las ranas, jajaja ... ya lo veremos ...

Un beso, Toro.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Rosa:

Paso totalmente de probarlas. Pero la receta de la salsa -por supuesto- tiene que estar rica.

Un abrazo

Rosa dijo...

:))

Buenas noches, Gelu:
¡Lo comprendo perfectamente!

Sí, te lo aseguro que está riquísima ...

Un beso.

Amapola Azzul dijo...

A mi no me importaría probarlas.

No pasa nada por comer rana.
Peor es comer otras cosas, no sólo por la boca sino comerte marrones, comerte situaciones desagradables.

Fonde se ponga una buena rana guisada...

:)

Besos Guapa Rosa.

Rosa dijo...

Eso, jajaja, ¡muy bien dicho!!!
Donde se ponga una buena rana guisada, jajaja ...

¡Un beso, linda!!!

Urban Betty dijo...

Uyyyy, nunca había visto esa receta. Seguro que está delicioso, pero prefiero no pensar lo que es...
Eres una crack, me alegro de que transmitas recetas de cocina tradicional.
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...