miércoles, 24 de febrero de 2016

Listas ...




Andrey Remnev


La lista está en el origen de la cultura. Es parte de la historia del arte y de la literatura. ¿Para qué queremos la cultura?: Para hacer más comprensible el infinito. También se quiere crear un orden, no siempre, pero a menudo. ¿Y cómo, en tanto seres humanos, nos enfrentamos a lo infinito?, ¿cómo se puede intentar comprender lo incomprensible? A través de las listas, a través de catálogos, a través de colecciones en los museos y a través de enciclopedias y diccionarios. Hay cierto encanto en enumerar con cuántas mujeres se acostó Don Giovanni: fueron 2.063, al menos según el libretista de Mozart, Lorenzo da Ponte. También tenemos listas prácticas: la lista de la compra, el testamento, el menú… que son asimismo adquisiciones culturales por propio derecho (...).

Umberto Eco, El vértigo de las listas, ed. Lumen


Hay una sola cosa que uno escribe para uno mismo, y es la lista de la compra. Sirve para recordarte qué debes comprar, y cuando lo has comprado puedes destruirla porque no le sirve a nadie más. Todo lo demás que escribes, lo escribes para decirle algo a alguien”.

Umberto Eco, Ocnos. Revista de estudios sobre Lectura: Nº 1







Señorita, el catálogo es este
de las bellas [mujeres] que amó mi patrón;
un catálogo que yo mismo hice;
observad, leed conmigo.

En Italia, seiscientas cuarenta;
En Alemania, doscientas treinta y una;
Cien en Francia; en Turquía, noventa y una;
Pero en España son ya mil tres.

Entre éstas hay campesinas,
camareras, ciudadanas,
condesas, baronesas,
marquesas, princesas,
y hay mujeres de toda condición,
de toda forma, de toda edad.



Aria del primer acto de Don Giovanni, ”Madamina, il catalogo è questo”, de Mozart. Surge de la necesidad de Don Giovanni de alejarse de Donna Elvira y despistarla; para ello, convence a su criado Leporello para que le cuente todo a esta mujer que, para variar, había sido seducida en su momento con bonitas palabras de amor, para luego, ser abandonada. Don Giovanni, como hizo entonces, huye del lugar dejando que Leporello entretenga a Donna Elvira.

Para ello, Mozart supo dividir en dos tramos el aria. En la primera enumera la innumerable lista de mujeres que caen al paso del seductor (In Italia, seicento e quaranta) que van a un ritmo más intenso; mientras, la segunda parte es más pausada pero en la que muestra los “gustos” de su señor y que se resuelven en ese final “con tal de que lleve faldas, ¡vos ya sabéis lo que hace!” que demuestra a las claras, el particular estilo de Don Giovanni. 





Gracias aroma 

azul, 
fogata 
encelo. 
Gracias pelo 
caballo 
mandarino. 
Gracias
pudor 
turquesa 
embrujo 
vela, 
llamarada 
quietud 
azar 
delirio. 
Gracias a los racimos 
a la tarde, 
a la sed 
al fervor 
a las arrugas, 
al silencio 
a los senos 
a la noche, 
a la danza 
a la lumbre 
a la espesura. 
Muchas gracias al humo 
a los microbios, 
al despertar 
al cuerno 
a la belleza, 
a la esponja 
a la duda 
a la semilla 
a la sangre 
a los toros 
a la siesta. 
Gracias por la ebriedad, 
por la vagancia, 
por el aire 
la piel 
las alamedas, 
por el absurdo de hoy 
y de mañana, 
desazón 
avidez 
calma 
alegría, 
nostalgia 
desamor 
ceniza 
llanto. 
Gracias a lo que nace, 
a lo que muere, 
a las uñas 
las alas 
las hormigas, 
los reflejos 
el viento 
la rompiente, 
el olvido 
los granos 
la locura. 
Muchas gracias gusano. 
Gracias huevo. 
Gracias fango, 
sonido. 
Gracias piedra. 
Muchas gracias por todo. 
Muchas gracias. 
Oliverio Girondo, 
agradecido.


Oliverio Girondo


Y, gracias, Beatriz, por este poema.




10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Gracias Nada, por esta nada.

Besos.

Rosa dijo...

De nada, Toro.
:)

¡Un beso, Toro!

Amapola Azzul dijo...

Gracias a ti. Rosa. Besos.

Rosa dijo...

A ti, linda.

Un beso y un abrazo "achuchado" :)

Ilduara dijo...

Me gustan las listas de deseos sobre todo cuando se van cumpliendo y vas tachando.

Rosa dijo...

No hago listas, pero me parece muy buena idea la tuya.
Ojalá taches muchos ... :)

Un beso, Ilduara.

maite lorenzo molina dijo...

Si no fuera por las listas.... que sería de mí.
Hasta las listas pueden ser poesía!
Preciosa tu entrada.
Gracias Rosa.

Rosa dijo...

Nunca las hago, pero puede que elabore mi propia lista :)
Hasta una de ellas inspiró este Aria a Mozart.
La poesía está en todo, incluso en lo aparentemente tan prosaico.
Me gustaría encontrar un poema con una lista que me encante, totalmente.
No lo conozco, y seguro que existe.

Elaboraré mi propia lista :)

Un beso, Maite.
Te contestaré :)

Beatriz dijo...

Me fascina este poema, lo subiré de nuevo.

Rosa dijo...

Sí, lo sabía, te leí :)

Un beso, Beatriz.
Colocaría todos los poemas que nos dejas ...
Me encantan.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...