domingo, 21 de febrero de 2016

Carta




Richard Avedon



A ti, que serás siempre La Ignorada,
a ti, que llegaste a quién sabe qué lugar
cuando yo acababa, ay, de salir de él,
o perdiste aquel tren, no sé cuál, que te hubiera traído
al centro de mi vida,
o estabas en un banco de algún parque
un día que yo no quise pasear entre las hojas verlenianas,
a ti,
por la chacarera de tu mirada que nunca he visto,
por ese corazón que desconozco y es como una playa de
      setiembre,
a ti, por todo lo que me habría obligado a amarte,
a ti, que me habrías amado hasta nunca,
que ahora puedes estar llorando
en la luz fría de una habitación de hotel,
o con tus hijos en el British Museum,
o ves el arco iris en una telaraña,
o piensas en mí sin saber que soy yo,
a ti, retrospectiva, condicional, perdida,
dondequiera que estés,
                                          este poema.


Miguel d'Ors







En la tarde gris y triste
viste el mar de terciopelo.

Rubén Darío






6 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Linda selección. Un beso.

Rosa dijo...

Un beso, linda.
Que tengas una buena semana :)

TORO SALVAJE dijo...

Ay....
Me dan ganas de robar este poema.

Besos.

Rosa dijo...

:)
Es precioso, sí.
Qué gran poeta.

Y qué gran compañero de tus compañeros poetas eres tú ...
Y qué gran poeta, claro ...

Un beso, Toro.

Ilduara dijo...

Magnífico.

Rosa dijo...

Un beso, Ilduara.
Muchas gracias por estar siempre.

Que tengas una buena semana :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...