domingo, 28 de febrero de 2016

Para ti nada más ...




Emilio Serrano. Las fuentes del recuerdo



Para ti nada más era el milagro:
que se pusiera el sol tan suavemente
como cordón de aceite sobre el pan
y que en las rosas últimas de otoño
aún resistiera intacto su perfume.

Y extraordinario fue sin duda el hecho
de regresar a casa mientras ibas
con amor desbordado por el mundo
y por saberte vivo, tan de gratis.






Y ni los vinos del Duero, ni el Rioja
te supieron mejor que el agua fresca
que te aplacó la sed, otro milagro
rescatado de pronto de la infancia.

Ahora para ti solo, Andrés Trapiello,
tienes al clave a Mozart en tu cuarto,
y sólo para ti interpreta músicas
más firmes que la noche de las Osas

con su luz no envidiosa de otras luces,
armonías y sones acordados
como jamás el corazón de un hombre
haya sentido y como nunca tú,
de cuna tan humilde, imaginaste.

¿Cuántos reyes pudieron en su vida
vivir tantos prodigios, si es que acaso
pudieron descubrirlos en la corte
o en medio de batallas ya olvidadas?

Feliz aquel a quien con mano parca
el dios le concedió lo suficiente.
Y a quien le diera más, le sea leve
la tierra donde acabe, y más la vida.

(Andrés Trapiello, 1953- )





11 comentarios:

maite lorenzo molina dijo...

Qué bonito poema.
Me gusta mucho Trapiello, aunque apenas he leído su poesía.
Le conozco más como ensayista y columnista.
Gracias Rosa, la verdad es que las pinturas con las que acompañas los versos son muy evocadoras.

TORO SALVAJE dijo...

Que nos sea leve.
Sí.

Besos.

Rosa dijo...

Esos momentos para nosotros nada más ...
Escribió un poema a la Virgen del Camino que me encanta, recuerda el tiempo pasado en el internado de los dominicos.

Las obras son de un pintor cordobés ya desaparecido y también me parecen muy evocadoras, las mima.

Un beso, querida Maite :)

Rosa dijo...

Sí, Toro.
Que nos sea leve.

Un beso, Toro.

Celia Segui dijo...

Hola Rosaaaa!!!! Qué original, esperaba encontrarme con cocina y me encuentro con poemas :) Gracias por tu visita :) Por aquí me quedo con tu permiso.
Besos, guapa.

Ilduara dijo...

A veces lo poco es mucho para algunos y más sin embargo es innecesario.

Rosa dijo...

¡¡¡Hola, Celia!!! Encantada de verte por aquí. Sí, comencé con cocina, y después fue derivando, no pensaba seguir y mira tú ... sólo comparto lo que me gusta, son momentos de descanso para mí ...
No sigo muchos blogs por falta de tiempo, pero, al leerte en el blog de Toro, jajaja, fui a verte y me encontré con un relato muy bueno ... :)

Me alegro de que te quedes :)
Muchas gracias, Celia.
Un beso, ¡guapa!

Rosa dijo...

Exactamente, ni más, ni menos, Ilduara.

¡Un beso!

Gelu dijo...

Buenas noches, Rosa:

Qué bonitas obras de Emilio Serrano.
No conocía este poema de Andrés Trapiello. Me llevó tiempo investigar un poema de Manuel Machado ‘Voyou’ que él también había buscado a quién lo había dedicado el poeta. Llegué a pensar a la persona que iba dirigido, y no coincide con la que creía tu paisano.

Saludos

Rosa dijo...

¡Hola, Gelu!
Sí, sé a qué poema te refieres, y parece ser que la hipótesis de Trapiello no es acertada por la fecha de publicación del poema.
No sé a quién se puede referir Machado, eres muy intuitiva si lo has llegado a pensar.

Gracias, por el enlace de Emilio Serrano, me encanta.
Este comentario se me había pasado y es muy interesante :)

Un beso, querida Gelu.

Rosa dijo...

He pensado quién puede ser, Gelu, por la fecha de publicación 1929, creo ...

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...