lunes, 28 de marzo de 2016

Poesía y música en Pascua




Louis le Brocquy


Pájaro de agua,
¿qué cantas, qué cantas?

Desde los rosales
de mi jardín, llama
a esas nubes grises
cargadas de lágrimas…;
quisiera, en las rosas,
ver gotas de plata.

¡Pájaro de agua!

A la tarde rosa
das una esperanza
de música gris,
de niebla rosada;
el sol está triste
sobre tu sonata.

¡Pájaro de agua!

Mi canto, también
es canto de lágrimas…
En mi primavera,
la nube gris baja
hasta los rosales
de mis esperanzas.

¡Pájaro de agua!

Amo el canto errante
y gris, que desgranas
en las hojas verdes,
en la fuente clara…
¡No te vayas nunca,
corazón con alas!

Pájaro de agua,
¿qué cantas, qué cantas?”


Juan Ramón Jiménez
Balada triste del pájaro del agua






Antonio Vivaldi,  La notte, Concierto para flauta Op. 10, nº 2, Rv 439, un concierto  que escuché ayer en el Auditorio de León.

Después, llegó la Sinfonía nº 9 en Re menor, Op. 125, de L.v. Beethoven. Fue la última que compuso Beethoven y estrenada en Viena el 7 de mayo de 1824, en un concierto dirigido por el propio compositor aquejado ya de una importante sordera, motivo que alcance una intensidad de sonido tan elevada. Siete años antes, en 1817, Beethoven emprendía una de sus más gloriosas creaciones; la composición de esta Sinfonía cuyo último movimiento incorporaba solistas vocales y coros sobre un texto de Friedrich Schiller, uno de sus poetas preferidos. Se trata del himno Oda a la alegría, escrito por el autor en 1785 y para el que Beethoven escribió la célebre melodía que le había obsesionado desde su juventud, y que es, en la actualidad, el himno de la Unión Europea. El poema de Schiller propugna la igualdad y hermandad entre los hombres, sin distinción alguna.

Fue maravilloso. Con la Orquesta de Cámara Ibérica, y magníficos solistas vocales, bajo la dirección de Manuel Fernando Teixeira Marinho da Costa y con el Coro Ángel Barja- JJMM-ULE y su director Aitor Olivares.

Podéis escuchar la Oda a la alegría a partir del minuto 55:25 ...






Que paséis un feliz lunes de Pascua.






16 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Pàjaro de agua...
de vuelo infinito.

Besos.

la MaLquEridA dijo...

Mientras escucho la música que compartes hoy -después de leer el poema- intentaré convencer a La Bella que todavía estamos de vacaciones y no me quiero levantar tan tempranooooo.

Entonces...


¿Eres maestra?

Rosa dijo...

Sí, "corazón con alas..."

Un beso, linda.

Rosa dijo...

¡Hola, Malque!!!

Jajaja, tiene ganas de estar con su abuela, no me extraña, qué rica es. Espero que lo puedas escuchar, fue muy emocionante ayer, todo el público aplaudiendo, se escuchaba ¡bravo! sin cesar. Una calidad extraordinaria.

Sí, me dedico a la enseñanza, con jóvenes, no con niños, es mi vocación, lo que siempre quise ser, no recuerdo querer otra cosa desde muy temprano.
La palabra maestro es muy bonita, y los que trabajan con niños son fundamentales, los que inician. Dile a Bella que se aplique, se nota que es una niña muy inteligente y, sobre todo, posee una sensibilidad exquisita. No me extraña que desee que su abuela la acompañe. Eres una maestra en muchas cosas, querida Malque. Un dúo de abuela-nieta que es una delicia conocer.

Muchos besos para las dos, con todo mi cariño.
Voy a encuadernar el cuento de "La pulga Rosa" y el de la lombriz. Son de antología.
Que paséis feliz día juntas.

El collar de Hampstead dijo...

Oh,la mezzo que cantaba en ese concierto es muy amiga mía!
Cuando la vea se lo digo.
; )

Hermoso el conjunto.
Un beso musical!

TORO SALVAJE dijo...

Otro poema que no conocía.

Besos Rosa de agua.

Rosa dijo...

Pues díselo, Marina Pardo ¿no?, un concierto excepcional en todos los sentidos.
Mis felicitaciones por esas voces tan bellas, también a la soprano, barítono y tenor. Fue emocionante, ya lo comprobaron cómo les aplaudieron. Precioso.

Otro beso musical, Carmen :)

Rosa dijo...

Lo escribió en un paréntesis de felicidad y calma, tras una etapa de agobio y profunda tristeza. Ya sabes que Juan Ramón pasaba por etapas depresivas.

Se nota la felicidad y también la tristeza. Es muy bonito.

Un beso Toroalado :)
Las endorfinas son narcóticas, eh, sólo cuidado ... :)

maite lorenzo molina dijo...

Preciosa entrada.

Poema, imágen y música, todo excepcional.

Gracias.

Ilduara dijo...

Hermoso canto, ¡Pájaro de agua!

Rosa dijo...

¡Un beso grande, Maite!
Gracias, siempre, a ti.

Rosa dijo...

Sí, es inconfundible Juan Ramón. Eleva. Sus "Baladas de primavera" encantan.

Un beso, Ilduara.

Crónicas vienesas dijo...

Precioso post, Rosa, pura belleza :)
Besos

Rosa dijo...

Un beso, Celia.
:)

El collar de Hampstead dijo...

Sí,es Marina Pardo.
Gracias por el enlace que me dejaste.
; )

Un beso y buen jueves!

Rosa dijo...

Colocaré aquí el enlace. No tenía el vídeo cuando publiqué el post.
Me gustó mucho.

Un beso, Carmen. Buen fin de semana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...