viernes, 31 de julio de 2015

Eso que no sé

 

 
 
Yuu Sakai
 

 
Hay ciertos versos -a veces poemas enteros-
que yo mismo no sé qué quieren decir.
Eso que no sé
me retiene. Y tienen razón en preguntar.
No preguntes.
Te digo que no sé.
Dos luces paralelas
llegan del mismo centro. El ruido del agua
que cae, en invierno, del canalón colmado
o el ruido de una gota de agua cayendo
de una rosa en el jardín recién regado
suave muy suavemente en un atardecer de primavera
como el lamento de un pájaro. No sé
qué quiere decir ese ruido
sin embargo lo acepto.
Las cosas que no sé te las explico.
No me dejo estar.
Pero las otras también son parte de nuestra vida.
Yo miraba su rodilla doblada,
cómo dormía ella, cómo abultaba la sábana.
No era solamente el amor. Aquel ángulo
era la cresta de la ternura, y el olor
de la sábana, de la limpieza
y de la primavera completaban
eso inexplicable, que intenté,
una vez más en vano, explicarte.


(“Explicación necesaria”. Yannis Ritsos)
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 30 de julio de 2015

Olor a mar




"... con un rumor de luz el mar cantaba ..."

Octavio Paz 



No solo es posible “oler” a mar, sino que también podemos “escuchar” el sonido de las olas regresando de nuevo al mar...




Después de la puesta de sol. Joaquín Sorolla


A estas obras pintadas en playas y litorales, las denominó Sorolla  como “Lo natural”, el mar como tema fundamental y reiterativo, sin duda el que más apasionó al pintor ya que siempre le gustó escaparse de donde estuviera para ir a pintar al borde del mar...



Niños en la playa, Valencia (1916). Joaquín Sorolla. Colección privada


Y la luz, el sol "porque en la vida no hay más realidades que estas: un destello de sol, un aroma de rosa”, decía Cernuda.

Sorolla, es el pintor de la luz. Del tratamiento que el artista haga de la luz depende el logro de la obra. La luz, como diría el poeta Gabriel Celaya, “Es como un pulso que golpea las tinieblas”.

“Los duelos con sol son menos”, solía decir el pintor resumiendo su concepción de la vida.




Valencia, dos niños en una playa (1904). Joaquín Sorolla. Museo de Arte de Filadelfia. 


Contemplar en silencio. La historia del arte es la historia de los grandes silencios y de las grandes emociones humanas ... nos invita, entre otras cosas, a no olvidarse de lo más esencial: la sensibilidad, la exquisita elegancia –ternura- con que aprendemos a admirar y amar la vida a través de la misma riqueza natural que la sustenta y de su reflejo directo en lo que hemos dado en llamar arte ...




A la orilla del mar (1908). Joaquín Sorolla. Colección privada


Platón diría: “También el alma, si quiere reconocerse, tendrá que mirarse en otra alma”.



Niñas en el mar. Joaquín Sorolla. Museo Sorolla. Madrid


Y todos miramos el mar como si pudiera acogernos ...



El pie herido. Joaquín Sorolla (1909)


Captar los momentos fugaces -ya que en el mar todo sucede muy rápido-, Sorolla decía: "Me sería imposible pintar despacio al aire libre aunque quisiera (...) Hay que pintar deprisa, porque ¡cuánto se pierde, fugaz, que no vuelve a encontrarse!"



Niños en el mar. Joaquín Sorolla



Pierre Bonnard afirmaba  que "una obra es un microcosmos que debe bastarse a sí mismo", que la obra debe hablar por sí misma sobre lo que quiere contar, sobre su belleza, sus espacios, pensamientos y hasta sentimientos, dejar incluso incógnitas o preguntas ...




Niños en la playa (1900-1905). Joaquín Sorolla



El mar no tiene una sola posición, es cambiante, como nuestras vidas ...



Niños en la playa. José Navarro Llorens



Playa San Sebastián, orilla Zurriola. Ricardo Sanz


El mar inspirador de poetas ...

Y yo transmitiré sin decir nada
los ecos estrellados de la ola,
un quebranto de espuma y arenales,
un susurro de sal que se retira,
el grito gris del ave de la costa.
Y así, por mí, la libertad y el mar
responderán al corazón oscuro.

Pablo Neruda, Deber del poeta




Y para acompañar este paseo, nada mejor que la música, con la siempre refrescante canción de Gino Paoli, Sapore di sale (Sabor a sal) ...











martes, 28 de julio de 2015

La mirada





No me mires a los ojos sino a la mirada ...

Miguel de Unamuno



Porque no poseemos,
vemos. La combustión del ojo en esta
hora del día, cuando la luz, cruel
de tan veraz, daña
la mirada, ya no me trae aquella
sencillez. Ya no sé qué es lo que muere,
qué lo que resucita. Pero miro,
cojo fervor, y la mirada se hace
beso, ya no sé si de amor o traicionero


Claudio Rodríguez



 


"... te cruzan verdes, rojas, azules, rapidísimas luces extrañas por los ojos. ¿Será tu alma?


Pedro Salinas





Sus ojos, dos puntos suspensivos en el poema de su cara.

Alfonso Orantes


Gabriel Picart. Uno de los mejores pintores del Realismo actual.


Allí, donde termina tu mirada empieza el frío.

Karmelo Iribarren










lunes, 27 de julio de 2015

Lo sé ...




Francine van Hove



La verdad de la mentira


Al lector se le llenaron de pronto los ojos de lágrimas,
y una voz cariñosa le susurró al oído:
- ¿Por qué lloras, si todo
en ese libro es de mentira?
Y él respondió:
- Lo sé;
pero lo que yo siento es de verdad.


Ángel González, Nada grave



viernes, 24 de julio de 2015

Seguiremos ...

 
 
 

 
 
¡Me encantan! La canción y la expresividad  con el lenguaje de signos ...


¡Feliz fin de semana!!!



 

miércoles, 22 de julio de 2015

Si yo no pido tanto









¡Si yo no pido tanto! 

Amor es lo que pido. 
Briznas de amor para esta sed del mundo, 
tan grande y tan sumisa. 
Un diminuto amor, pero constante, 
que dé su mano al que su mano tienda, 
que limpie las miradas y los ojos 
llene de dulcedumbre. 
Algo de amor en esos corazones 
que no aman a los niños, 
que son capaces de cegar a un pájaro, 
de aplastar las hormigas. 
Algo de amor; apenas un murmullo 
de amor en cada pecho de criatura 
hacia todos los seres, 
hacia todas las cosas.

¡Si yo no pido tanto! 

Briznas de amor para esta sed del mundo.



Ana Inés Bonnin Armstrong

Del maravilloso blog, Sureando. Pura poesía.
Gracias, mi querida Beatriz.






martes, 21 de julio de 2015

La Verdad debe deslumbrar pausadamente









Di toda la Verdad, pero entre líneas –
la clave está en el Circunloquio
pues no soportaría nuestro débil Placer
su brillante y soberbia aparición
Igual que le acercamos el Relámpago
a los Niños, con amables respuestas,
la Verdad debe deslumbrar pausadamente
o no habrá hombre que no quede ciego –


Emily Dickinson


Fuente



 

Correo ordinario

 
 
 
 
 


Me ha llegado tu carta: largos besos
desde esas vacaciones lejanas. Y con ella
cuántos momentos tuyos. Te imagino escribiéndola
al pie de la araucaria (si era por la mañana;
si por la tarde, dentro -porque hará algo de fresco-,
frente a aquellas estampas tirolesas
-castillos y neveros ya un poco apolillados-).
Si fue por la mañana, alguna mariposa
blanca, de las que van
en busca de las coles, cruzaría
sobre algunos de esos "te quiero" o "ya muy pronto"
con esta letra loca en la que ahora
mi ojos, no sé cómo, oyen tu voz.
Después habrás bajado -abanicándote
con la carta, estoy viéndote- el sendero
orlado de manzanos (qué ácidas y raquíticas
esas manzanas, y mi madre que decía
que no las conocía mejores), habrá vuelto
a rechinar de orín la vieja cancela
y habrás seguido por el viejo asfalto
pálido y corroído.
A sus orillas, en algunos campos
hay gente trabajando. Os saludáis, les dices
algo metereológico
o cualquier comentario sobre el perro
que se puso a ladrarte -conozco bien tu estilo-,
y llegas al buzón, en cuyas fauces
dejas -adiós- la carta.
                                               De regreso,
el paisaje de siempre te parece más claro,
todo en ti va diciendo
que el tiempo es delicioso, y qué agradable
paseo. Y vas subiendo de vuelta a tus cosas,
soñando dónde y cómo abriré yo la carta,
en qué rincón me sentaré a leerla,
qué música de fondo le habré puesto,
qué clase de sonrisa dibujará en mi cara,
cómo sueño que sueñas que te sueño...

Gracias, amor, por no querer e-mail.

Miguel d'Ors




 

lunes, 20 de julio de 2015

Mar


 
 


"Cuando salí a los mares fui infinito".
 
Pablo Neruda 



 




"Quiero saltar al agua para caer al cielo".

Pablo Neruda, Agua dormida
Crepusculario

1920–1923

 


Llegará la mañana con su rosa redonda en la boca. Y yo canto.
Yo canto. Yo canto. Yo canto. Yo canto.
Estoy lejos
La barcarola
 




Me muero con cada ola cada día.
Me muero con cada día en cada ola.
Pero el día no muere
nunca.
No muere.
Y la ola?
No muere.


XXVIII
Aún

 




 

viernes, 17 de julio de 2015

¡A cenar!






Con lo fácil que sería tomar simplemente una tortillita francesa (con cancamusa, claro está), jajajaja ...

...y una copita de vino, jajajaja ...





¡Feliz fin de semana!!!






jueves, 16 de julio de 2015

A ritmo de Bossa Nova

  
 
 

 
 
Tom Jobin (Antonio Carlos Jobim), uno de los padres de la Bossa Nova, compuso "Desafinado", canción que fue un inmenso éxito internacional de la mano de Stan Getz en 1962.
Canción controvertida, era algo nuevo, diferente, que fusionaba la samba con el jazz y, además, una ofensa para los puristas que, como siempre ha sucedido en la historia, generaron un rechazo al cambio. La Bossa Nova se enfrentó a miles de detractores.
 
La letra es un sarcasmo dirigido a los puristas que rechazaban el nuevo ritmo:

Si dices que desafino, amor mío,
que sepas que eso en mí provoca un dolor inmenso.
Solo los privilegiados tienen un oído igual al tuyo,
yo poseo apenas el que Dios me dio.

Si insistes en clasificar
mi comportamiento de anti-musical,
yo mismo debo argumentar
que esto es bossa-nova, es muy natural.

Lo que no sabes, ni siquiera presientes,
es que los desafinados también tienen un corazón.
Te fotografié en mi Rolleiflex,
se reveló tu enorme ingratitud.
 
No podrás hablar así de mi amor,
es lo mayor que puedes encontrar, ¿sabes?
Tú con tu música olvidaste lo principal,
que en el pecho de los desafinados,
en el fondo del pecho late en silencio
que en el pecho de los desafinados
también late un corazón.

 

 
Y este memorable dúo, el de Frank Sinatra y Antonio Carlos Jobim ...
 
 


 
El choro, popularmente llamado chorinho, es un género musical anterior a la Bossa. Este tema, "Carinhoso", es el más popular de la música brasileña. Su compositor fue el genial músico Alfredo da Rocha Viana Filho, conocido como "Pixinguinha".

La letra es una composición de João de Barro "Braguinha" y fue añadida a la melodía original, en principio solo instrumental, casi 20 años después, en 1936.

Estas dos versiones ¡me encantan!


 

 

Y ¡cómo no!, João Gilberto (padre de la Bossa Nova), con Caetano Veloso ...
  

 
 
La garota de Ipanema (La chica de Ipanema), compuesta por Antonio Carlos Jobim y con la dulce voz de Astrud Gilberto ...
 
 
 

Y el mítico Corcovado ...

 

 
 
Música que invita al sosiego.
Feliz día. 


 
 
 

miércoles, 15 de julio de 2015

Ausencia

 
 
 
 
 
 
 
"Sin cesar recorro con mis ojos los cielos, por si viese la estrella que tú estás contemplando.

Pregunto a los viajeros de todas las tierras, por si encontrara alguno que hubiese aspirado tu fragancia.

Cuando los vientos soplan, hago que me den en el rostro, por si la brisa me trajese tus nuevas.

Voy errante por los caminos, sin meta ni rumbo: tal vez una canción me recuerde tu nombre.

Miro furtivamente, sin necesidad, a cuantos me encuentro, por si atisbara un rasgo de tu hermosura”.

 

Abu Bakr Al- Turtusí
 

 
 
 
 

lunes, 13 de julio de 2015

Doctor Zhivago








"El hombre ha nacido para vivir, no para prepararse a vivir".

 Boris Pasternak 


Yuri Andréyevich Zhivago (Omar Sharif, el médico que escribía poemas), el personaje que, tal como describía poéticamente Boris Pasternak:

 “desde la infancia, se quedó prendado de la contemplación de los bosques al atardecer, recortados contra el sol poniente, como si en aquellos momentos se sintiera también él traspasado por los rayos de luz”. 


NOCHE DE INVIERNO

Sobre toda la tierra la tormenta
hasta el confín postrero.
Una vela quemábase en la mesa,
se quemaba una vela.

Como en verano, enjambres de mosquitos
sobre la llama vuelan,
tal los copos de nieve en el cuadrado
cristal de la ventana.

La tormenta imprimía sobre el vidrio
círculos y saetas.
Una vela quemábase en la mesa,
se quemaba una vela.

Sobre el techo, que estaba iluminado,
se acostaban las sombras.
Cruzados brazos y cruzadas piernas
y cruzados destinos.

Caían, dando un golpe sobre el suelo
un par de zapatillas
y lágrimas de cera de la vela
caían sobre el traje.

Y todo se perdía en una niebla
de nieve cana y blanca.
Una vela quemábase en la mesa,
se quemaba una vela.

Desde un rincón, sobre la vela, un soplo,
y al momento una fiebre
de tentación alzaba en cruz las alas
como si fuese un ángel.

La tormenta duró todo febrero
y, continuadamente,
una vela quemábase en la mesa,
se quemaba una vela.

Boris Pasternak





viernes, 10 de julio de 2015

Esos duos III


 
 

 
Una delicia de Coque Malla y Anni B Sweet: No puedo vivir sin ti.
 
 
 
La canción más bonita, para mí, de Juan Manuel Serrat, acompañado por Noa: Es caprichoso el azar.
 
  

 
Presuntos implicados, con la magnífica voz de Sole Jiménez, y Francisco Céspedes: Nadie como tú.
 
 
 


Pablo Alborán y María Dolores Pradera: No sé por qué te quiero.

 


Este dúo que he descubierto hace poco, con este tierno tema: No te apartes de mí.
 



Simplemente, me encanta: Robbie Williams y Nicole Kidman,  Something Stupid (Algo estúpido).
 
 
Leía el otro día una frase de un personaje de Truffaut: "La verdad de la vida está en las canciones de amor; cuanto más cursis, más verdaderas".
 
Feliz fin de semana.
 


 
 

jueves, 9 de julio de 2015

Esos duos II

 
 
 

 
 
 Qué maravilla ... Rocío Jurado y Raphael, Como yo te amo ...
 
¡Impresionantes!
 
 
 
 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...