miércoles, 22 de julio de 2015

Si yo no pido tanto









¡Si yo no pido tanto! 

Amor es lo que pido. 
Briznas de amor para esta sed del mundo, 
tan grande y tan sumisa. 
Un diminuto amor, pero constante, 
que dé su mano al que su mano tienda, 
que limpie las miradas y los ojos 
llene de dulcedumbre. 
Algo de amor en esos corazones 
que no aman a los niños, 
que son capaces de cegar a un pájaro, 
de aplastar las hormigas. 
Algo de amor; apenas un murmullo 
de amor en cada pecho de criatura 
hacia todos los seres, 
hacia todas las cosas.

¡Si yo no pido tanto! 

Briznas de amor para esta sed del mundo.



Ana Inés Bonnin Armstrong

Del maravilloso blog, Sureando. Pura poesía.
Gracias, mi querida Beatriz.






4 comentarios:

Carolina dijo...

Hermosa poesía, con el encanto y la dulzura de un solo pedido. Y estoy segura que está observándote y abrirá esa ventana para que veas esa luz llena de esperanza.

Besitos de luz para ti y para Lola.

Amapola Azzul dijo...

Tanto en tan pocas palabras...
Besos

Rosa dijo...

¡Hola Carolina!!!

Se la he dedicado especialmente a las hormigas, nunca había leído en un poema nada referente a ellas, y siempre me ha entusiasmado observar los hormigueros, tan diminutas y trabajadoras. Desde muy pequeña no dejaba que nadie las pisara, las protegía, jajaja ...

Le daré besitos a Lola, a ver si se calma un poco y deja de hacer travesuras, jajaja...

Un beso, Carolina, y también para Negri.


Rosa dijo...

Sí, todo.

Ahora que lo pienso, tú también has mencionado las hormigas en algún poema, creo. Querida Amapola, la poeta de lo pequeño.

Lo buscaré, me encantan las sensaciones y sentimientos que transmites.

Un beso, linda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...