jueves, 30 de julio de 2015

Olor a mar




"... con un rumor de luz el mar cantaba ..."

Octavio Paz 



No solo es posible “oler” a mar, sino que también podemos “escuchar” el sonido de las olas regresando de nuevo al mar...




Después de la puesta de sol. Joaquín Sorolla


A estas obras pintadas en playas y litorales, las denominó Sorolla  como “Lo natural”, el mar como tema fundamental y reiterativo, sin duda el que más apasionó al pintor ya que siempre le gustó escaparse de donde estuviera para ir a pintar al borde del mar...



Niños en la playa, Valencia (1916). Joaquín Sorolla. Colección privada


Y la luz, el sol "porque en la vida no hay más realidades que estas: un destello de sol, un aroma de rosa”, decía Cernuda.

Sorolla, es el pintor de la luz. Del tratamiento que el artista haga de la luz depende el logro de la obra. La luz, como diría el poeta Gabriel Celaya, “Es como un pulso que golpea las tinieblas”.

“Los duelos con sol son menos”, solía decir el pintor resumiendo su concepción de la vida.




Valencia, dos niños en una playa (1904). Joaquín Sorolla. Museo de Arte de Filadelfia. 


Contemplar en silencio. La historia del arte es la historia de los grandes silencios y de las grandes emociones humanas ... nos invita, entre otras cosas, a no olvidarse de lo más esencial: la sensibilidad, la exquisita elegancia –ternura- con que aprendemos a admirar y amar la vida a través de la misma riqueza natural que la sustenta y de su reflejo directo en lo que hemos dado en llamar arte ...




A la orilla del mar (1908). Joaquín Sorolla. Colección privada


Platón diría: “También el alma, si quiere reconocerse, tendrá que mirarse en otra alma”.



Niñas en el mar. Joaquín Sorolla. Museo Sorolla. Madrid


Y todos miramos el mar como si pudiera acogernos ...



El pie herido. Joaquín Sorolla (1909)


Captar los momentos fugaces -ya que en el mar todo sucede muy rápido-, Sorolla decía: "Me sería imposible pintar despacio al aire libre aunque quisiera (...) Hay que pintar deprisa, porque ¡cuánto se pierde, fugaz, que no vuelve a encontrarse!"



Niños en el mar. Joaquín Sorolla



Pierre Bonnard afirmaba  que "una obra es un microcosmos que debe bastarse a sí mismo", que la obra debe hablar por sí misma sobre lo que quiere contar, sobre su belleza, sus espacios, pensamientos y hasta sentimientos, dejar incluso incógnitas o preguntas ...




Niños en la playa (1900-1905). Joaquín Sorolla



El mar no tiene una sola posición, es cambiante, como nuestras vidas ...



Niños en la playa. José Navarro Llorens



Playa San Sebastián, orilla Zurriola. Ricardo Sanz


El mar inspirador de poetas ...

Y yo transmitiré sin decir nada
los ecos estrellados de la ola,
un quebranto de espuma y arenales,
un susurro de sal que se retira,
el grito gris del ave de la costa.
Y así, por mí, la libertad y el mar
responderán al corazón oscuro.

Pablo Neruda, Deber del poeta




Y para acompañar este paseo, nada mejor que la música, con la siempre refrescante canción de Gino Paoli, Sapore di sale (Sabor a sal) ...











6 comentarios:

Carolina dijo...

Y es que eso tiene el Mar, que nos inspira y transmite mucha paz... En las estaciones de más frío es una maravilla escuchar solo el sonido de sus olas, impregnarse de la brisa fresca salada, y comenzar a escribir la poesía que brota del corazón a esa inmensidad natural que nos hechiza e hipnotiza...

Preciosas entrada, y gracias por compartir esos cuadros hermosos.

Besitos de luz mi querida Rosa, y un lenguatazo de mi Negri para Lola.

Rosa dijo...

Siempre me transmite mucha paz, y también comparto lo que dices de las estaciones de más frío. La estación que más me gusta es el otoño; pasear al lado del mar, sin barullo de gente, casi en soledad o totalmente, es maravilloso ...

Un beso muy suave, como tus versos de hoy, querida Carolina.

No olvido el lenguatazo de tu Negri, se lo digo a Lola y pone cara de interesada, moviendo sus orejitas y el morro; me entiende, tú sabes bien que entienden todo ...

¡Gracias a ti!!!

TORO SALVAJE dijo...

Dan ganas de entrar en cada uno de esos cuadros.
Maravillosos!!!

Besos.

Rosa dijo...

Sí, es un pintor maravilloso.

Y me alegro de que le gusten a un artista como tú. Trabajadores infatigables del Arte, ¡con mayúsculas! Gracias, Toro.

¡Un beso, Toroguapo!

Caminar dijo...

Qué preciosidad, Rosa. Te he mandado algo de Sorolla, no es ni parecido, pero es mi pobreza.
Un abrazo.

Rosa dijo...

Querida Caminar: muchísimas gracias, ya lo miré y me encantó, gracias por todo. Lo miraré detenidamente. Un regalo precioso.

Querida amiga, me alegro siempre tanto de encontrarte.

Espero que te encuentres bien y que estés pasando un buen verano.

Un beso inmenso, mi querida amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...