miércoles, 21 de enero de 2015

Mañana

 
 
 
Christian Shloe
 
 
 
Un brevísimo poema de Giuseppe Ungaretti, “Mattina” (Mañana), con un solo verso:
 
M’illumino d’immenso.
 
Me ilumino de inmensidad.
 
No agregó nada más: la mañana permitía iluminar la interioridad del poeta a través de la inmensidad.
Y el lector pone en marcha la imaginación ... 
 
Precioso.


 
 
 
 

6 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

La mañana condensó la luz y la inspiración. Muy bonito.

La imagen arrebatadoramente bella, Un beso, Rosa.

Maravilloso post, me encantó venir.

Abrazos¡¡
:)

Rosa dijo...

¡Hola, linda Amapola! Suceden cosas extrañas: desaparecieron los otros comentarios (no te preocupes, también me llamo María, Rosa María...).

La mañana es el comienzo; es empezar iluminándonos de inmensidad, de luz... siempre lo pido...

¡Un beso!

Caminar dijo...

Que belleza de imagen y que profundidad de pensamiento.
Gracias una vez más.
Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Cuatro palabras.
Cuatro palabras formando un sol.

Besos.

Rosa dijo...

Querida Caminar: gracias a ti.

Un beso.

Rosa dijo...

Toro, ¡maravilloso!!! Qué bonitooo...

Gracias, Toro.

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...