miércoles, 4 de abril de 2012

Gastronomía leonesa en la Semana Santa




La Semana Santa también es un momento de reunión familiar. Días en torno a una mesa donde la gastronomía tiene un peso notable.



Los platos más tradicionales:



 

Potaje de Cuaresma

Ingredientes
 
  500 gr. de garbanzos, 1 manojo de espinacas, 300 gr. de bacalao desmigado, 2 ajos, 1 cebolla
1 cucharada de harina, aceite de oliva virgen extra, laurel, pimentón, sal.

Preparación

Remojar los garbanzos 12 horas . Por la mañana se cuecen con bastante agua, 1 hoja de laurel y 1/2 cebolla. Hacia los 40 minutos de cocción se le agrega el bacalao, previamente desalado, las espinacas troceadas y seguir cociendo.
En una sartén se rehoga el resto de la cebolla muy picada, se añade la cucharada de harina, se remueve y se retira del fuego para añadir el pimentón (si es dulce de la Vera mejor). Se mezcla.
A continuación se añade al guiso y se cuece hasta que los garbanzos estén listos.
Servir caliente.



Aceitunas negras aliñadas

Ingredientes
 
1 lata de aceitunas (a granel son más ricas), cebolletas, pimentón, aceite de oliva virgen extra, sal.

Preparación
 
La cebolleta se trocea muy pequeña. Se añade un chorro de un buen aceite, se agrega media cuchara de café de pimentón (el dulce y un poco picante de la Vera es el mejor), y un poquito de sal.
Se añaden las aceitunas.
En casa añadimos piel de limón. 
Se dejan macerar unas horas al frío.
Se puede acompañar con chicharro escabechado, escabeche de tino" ( chicharros escabechados y en conserva en grandes recipientes que recuerdan a una cuba).
 Un manjar.

 


Limonada leonesa
 
 
Matar judíos

“Matar judíos” es una expresión leonesa que se refiere a la ingesta de limonada y que está muy relacionada con la Semana Santa.
Existen varias teorías sobre cuál es el origen de la expresión, que ha perdurado por tradición oral desde la Edad Media, pero parece evidente que tiene mucho que ver con la enconada relación en la ciudad de León entre cristianos y judíos.
 
En torno a 1320 empiezan a circular en los reinos cristianos historias de judíos que envenenaban el agua y profanaban hostias sagradas, lo que deterioró las ya difíciles relaciones entre ambas confesiones.
Así que, según se cuenta, durante las celebraciones del Viernes Santo los cristianos leoneses bajaban armados a la judería, junto al Barrio Húmedo, para vengarse de los judíos, a quienes responsabilizaban de la muerte de Cristo.
 
Para evitar la sangría, las autoridades permitieron una suave bebida alcohólica —limonada a base de vino tinto rebajado con agua, limón y azúcar— en las tabernas del camino, con la que se emborrachaban y desistían finalmente de sus intenciones.
Se trataba de una medida excepcional, puesto que durante la Pascua se prohibía todo abuso, incluidas las bebidas alcohólicas.
Otra explicación habla de una expresión de 1306, cuando Felipe IV publicó el decreto que supuso la expulsión de los judíos. “Limonada que trasiego, judío que pulverizo” podría ser la expresión original transmitida oralmente y evolucionada a nuestros días como “matar judíos”. 
 
 
 
Ingredientes
 (Para 5 l de limonada, método de prueba y error)
3 l de vino tinto (Vino de León Prieto Picudo)
1/2 l de agua
Zumo de 4 limones
2 palos de canela en rama
100 g azúcar
 
Preparación
1- Echamos el vino en un recipiente o cazuela.
2- Añadimos el agua, el zumo de limón y el azúcar.
3- Añadimos la canela.
4- Tapamos y guardamos en un lugar fresco y dejamos macerar durante un mínimo de 72 horas, removiendo de vez en cuando.
5- Pasado este tiempo probamos para comprobar si hay que añadir más agua, limón o azúcar, al gusto. 
Servimos en una jarra de cristal.


 

Semana Santa leonesa. Procesión de los Pasos. El Encuentro.
Viernes Santo




La tradición en nuestra casa:
Hay que hacer la limonada el jueves anterior al Viernes de Dolores, se prueba el Domingo de Ramos y se toma el Viernes Santo al finalizar la "Procesión de los Pasos" de León.

 

Torrijas

 
Ingredientes

Una barra de pan del día anterior (especial torrijas, rústica, campesina o similar)
1 litro de leche
1 canela en rama
1 corteza de limón
5 o 6 cucharadas grandes de azúcar
2 huevos para rebozar
azúcar y canela molida
aceite de oliva para freír

 
Preparación

1- Ponemos a cocer la leche con la rama de canela, la corteza de limón y el azúcar hasta que ésta se disuelva bien y la leche esté caliente sin llegar a hervir.
2- Cortamos la barra de pan en rodajas más o menos gruesas.
3- Empapamos bien las rebanadas de pan en leche y las dejamos reposar hasta que estén perfectamente empapadas.
4- Escurrimos el sobrante de leche de cada torrija y las pasamos por huevo batido.
5- Las freimos en abundante aceite caliente hasta que estén doradas.
6- Las sacamos, las ponemos en una fuente con papel absorbente y las espolvoreamos con azúcar mezclada con canela molida.
 Para los más golosos se pueden cubrir con miel.




Sangrecilla encebollada

5 comentarios:

Quartier Latin dijo...

Creo que he engordado 5 kilos mientras leía el post. ¡Pero qué rico todo!

Algún día me atreveré a hacer el potaje. Me encanta, pero nunca lo he cocinado.

La historia de la "limonada" es genial.

Gracias por todas estas historias tan sabrosas.

Besos.

Inocencia Montes dijo...

Que rico todo. Vamos que esta noche pongo unos garbanzos a remojo y ahora mismo me voy a tomar una limonada con torrijas... Ya se que no me quedaran ni la mitad de bien que a ti pero voy a hacer esas aceitunas seguro. Un abrazo y muchas gracias por las recetas y por Bucay.

Rosa dijo...

Gracias a vosotras por vuestra visita,¡siempre sois bienvenidas!.
Un beso

Gloria dijo...

Pinchando enlaces he llegado a tu blog y me encanta. Me ha robado el corazón la sangre encebollada y las aceitunas aliñadas porque me encantan. Me quedo por aquí. Saludines.

Rosa dijo...

Gracias, Gloria, ¡bienvenida!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...