miércoles, 22 de mayo de 2013

Historia de una gamba




Contada por el genial Luis Sánchez Polack, Tip (Tip y Coll)



Gambas a la plancha

Para realizar este sencillo aperitivo, no se debe utilizar aceite, solamente añadir sal sobre la plancha (tipo Maldon) y  colocar las gambas encima; y  no pasarnos, bastan unos minutos,  la gamba, vuelta y vuelta; si nos pasamos, los jugos de la cabeza se pierden y salen secas.

Se rocían con unas gotas de limón (o no, al gusto), y ¡listas para tomar! Exquisitas.


Para el marisco congelado, sí conviene manchar la plancha con aceite, para mejorar su sequedad.




6 comentarios:

Ars Vitae dijo...

¡Genial Sánchez Pollak! qué ricas las gambas a la plancha. Se me hace la boca agua.

quedateenminube dijo...

¡Cómo se reía mi padre con ellos!
A mi me ha entrado unas ganas de comerme unas a la plancha, qué ricas! tenía que haber visto tu entrada con el estómago lleno, jajá, un saludo!!!

Rosa dijo...

Es verdad, Ars, es genial, ya sabes en un momento te puedes preparar unas gambas, pero ¡claro! si es como la de Tip ¡quién es el que se atreve!

Un beso. ¡Feliz día!

Rosa dijo...

Y mi padre, se partía de risa...

¡Qué ricas están!

Un beso. ¡Feliz día!

chus padin dijo...

Genial, yo prefiero las gambas cocidas.
Tip eras el mejor.

Rosa dijo...

Me alegro de que te guste, Chus. Era muy bueno.

Un beso y ¡bienvenida!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...