lunes, 29 de septiembre de 2008

La miel en verso












Multitud de la abeja!
Entra y sale
del carmín, del azul,
del amarillo, de la más suave suavidad del mundo:
entra en una corola precipitadamente,
por negocios,
sale con traje de oro
y cantidad de botas amarillas
Perfecta
desde la cintura
el abdomen rayado
por barrotes oscuros,
la cabecita
siempre
preocupada
y las
alas
recién hechas de agua
entra
por todas las ventanas olorosas,
abre
las puertas de la seda,
penetra por los tálamos
del amor más fragante,
tropieza
con
una
gota
de rocío
como con un diamante
y de todas las casas
que visita
saca
miel misteriosa,
rica y pesada
miel, espeso aroma,
líquida luz que cae en goterones
hasta que a su
palacio
colectivo
regresa
y en los góticos almacenes
deposita
el producto
de la flor y del vuelo
el sol nupcial seráfico y secreto! [...]


Y propagad
la miel
sobrepasando
los continentes húmedos, las islas
más lejanas del cielo
del Oeste.


Sí:
que la cera levante
estatuas verdes,
la miel
derrame
lenguas
infinitas,
y el océano sea
una
colmena,
la tierra
torre y túnica
de flores,
y el mundo
una cascada
cabellera,
crecimiento
incesante
de panales!


Oda a la abeja. Pablo Neruda




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...